LA CANCIÓN DEL CIELO FAULKS, SEBASTIAN

Nota media 8,6 Muy bueno 5 votos 1 críticas

Resumen

En 1910, cuando el joven inglés Stephen Wraysford viaja a Francia para estudiar la empresa textil de René Azaire. Conoce a Isabelle con la que vive un inolvidable romance. Pero su felicidad será breve, puesto que Isabelle le deja y, destrozado, él vuelve a su país. Seis años más tarde regresará a Francia para combatir en la Gran Guerra. Sebastian Faulks se muestra en La canción del cielo como un consumado narrador. Su recuento de la batalla del Somme, rico en detalles históricos e inmenso, tanto por la épica de la narrativa como por las crudas descripciones del campo de combate, le ha valido su comparación con escritores de la talla de Ernest Hemingway. Una brillante reflexión sobre el alma humana y el espíritu del siglo XX.

1 críticas de los lectores

9

El libro cuenta la historia de un joven Inglés, Stephen Wraysford, a través de tres épocas distintas. En 1910, va a vivir con una familia francesa en Amiens y a trabajar en la empresa del marido. En 1916, participa en la Primera Guerra Mundial. Finalmente, en los años 70, su nieta investiga sobre el pasado de su abuelo después de haber encontrado diarios que le pertenecian. En su conjunto, es un libro de gran calidad. Está muy bien escrito, las idas y vueltas entre el pasado y el presente están bien construidas y los personajes son muy trabajados. Sin embargo, lo mejor del libro es sin duda la parte sobre la Primera Guerra Mundial. No solamente el autor hizo un gran trabajo de investigación sobre los acontecimientos de la guerra, pero también sobre las condiciones de vida y los daños psicológicos que vivieron los soldados. Retrata la vida en las trencheras, las alegrias y las penas de los soldados, las diferentes maneras de sobrevivir y el horror de los combates de una manera muy realista y muy intimista. Además nos presenta un hecho poco conocido de la Gran Guerra, la guerra de los túneles, un infierno dentro del infierno. Tenemos la impresión de estar alli y sufrimos mucho con los personajes. Los nombres de Stephen Wraysford, Michael Weir y sobre todo Jack Firebrace serán dificiles de olvidar. Muy interesante y conmovedor, lo recomiendo.

hace 6 años