Resumen

Los relatos -No quisiera estar en sus zapatos y -Fue anoche, reunidos en este volumen, confirmaron a William Irish como un precursor de la novela de suspense. Atmósferas sobrecogedoras, personajes angustiados, miedos atávicos, conflictos morales... Nada es superfluo.

1 críticas de los lectores

4

El planteamiento es original (no diré novedoso, porque se publicó hace mucho tiempo). Aparecen detectives, pero no son los protagonistas.
En "No quisiera estar en sus zapatos", un individuo en apuros económicos es acusado de asesinato y robo. Todas las pruebas apuntan hacia él. Sólo el lector, el acusado y su mujer saben que es inocente.La condena a muerte hace que el esfuerzo por demostrar su inocencia sea una macabra carrera contra el reloj. Al acabar, el lector no sabe si el final es justo.
En "Fue anoche", desaparece un hombre acaudalado. El dueño del hotel en el que se alojaba consigue una importante suma de dinero. La mujer del dueño del hotel sospecha enseguida que su marido ha hecho algo malo. ¿Cómo de malo?.
Las tramas son muy buenas y sorprendentes, pero algo hace que no acaben de enganchar, Se dejan leer, y poco más.

hace 10 años