MALOS TIEMPOS PARA EL PAÍS MENTION, MICHAEL

Nota media 5,5 Regular 2 votos 1 críticas

Resumen

Un asesino en serie, los altibajos del mercado del petróleo, Roger Moore interpretando a James Bond, el punk, las huelgas y los disturbios, los ataques del IRA, el moribundo gobierno laborista devorado por unos conservadores que despejan ya el terreno para la Dama de Hierro... Son los años setenta. Son malos tiempos para el país. Condado de Yorkshire, 1976. Varias mujeres, en su mayoría prostitutas, están siendo brutalmente asesinadas. Al frente del caso —con sus sempiternas Ray Ban, «mueca a lo Richard Burton» y una ya legendaria hoja de servicios— está George Knox. Ayudado por el joven detective Mark Burstyn, se entregará en cuerpo y alma a la investigación, convencido de que todos esos crímenes están relacionados entre sí y son obra de un único autor. Sin embargo, con cada nuevo ataque las evidencias acumuladas parecen desmoronarse y, cuanto más tiempo pasa, más se hunde Knox en el abismo. Un abismo agigantado por el caos gubernamental y la depresión económica que amenazan con desintegrar por completo la sociedad británica… Son malos tiempos para el país. Basada en el caso real del Destripador de Yorkshire, Michaël Mention construye un monumental retrato de la desorientada Inglaterra de la década de 1970 —ese «hombre enfermo de Europa»—, en crisis por el fracaso del laborismo y, encarnado en la figura de la férrea Margaret Thatcher, por el auge del movimiento conservador.

1 críticas de los lectores

3

Con el trasfondo de una novela negra lo que hace el autor es un retrato de la política de recortes del gobierno de Margaret Thatcher que dejó en la miseria a millones de ingleses. Lo que más me ha gustado ha sido la crítica social y, sobre todo, el estilo literario que es muy original con cambios de formato, referencias musicales, históricas y culturales... pero lo cierto es que la trama en sí me ha decepcionado, me ha parecido sosa, lenta, con ambientaciones demasiado exhaustivos que acaban cansando, con diálogos cotidianos de la investigación policial totalmente intrascendentes y, además, con demasiados nombres que hacen que resulte lioso. En resumen, un libro breve, de capítulos cortos y lectura fácil con una historia real muy interesante pero que no es para mi :No ha logrado despertar mi interés y le dejé cuando apenas quedaban 20 páginas para el final.

hace 5 meses