Resumen

Recluidos en un sótano, un grupo de vencidos en la guerra civil contempla la vida a través de un simbólico tragaluz. Jugando con el tiempo, Buero Vallejo consigue una dimensión de sobrecogimiento histórico que obliga al espectador a entrar en acción y afrontar los problemas de su entorno. El perfecto maridaje entre ética y estética eleva El tragaluz a la categoría de clásico contemporáneo.

5 críticas de los lectores

8

Antonio Buero Vallejo es sin duda uno de los mejores dramaturgos contemporáneos que nos ha dado este país, y una vez más lo demuestra con esta obra en la que vuelve a presentarnos un teatro muy vanguardista, con la simulación de ser el espectador parte de una sociedad de un futuro muy lejano pero que, en contexto, le sirvió para poder sortear la censura durante los años de la dictadura. Con el trasfondo de la Guerra Civil y la Postguerra, Buero Vallejo nos abre esta historia para recordarnos la miseria en la que quedaron sumergidos millones de españoles, ese magnífico sótano, el tragaluz, los personajes, la ambientación... es difícil explicar lo que te hace sentir cuando lo estás leyendo. La obra es nuevamente una crítica social expresada a través de sus personajes: El Padre, que fuera funcionario hasta que, tras el Golpe de Estado, es una víctima más de la represión, Vicente que solo piensa en su propia salvación y no le importa el precio a pagar, Mario, el idealista que se niega a ascender a costa de los demás y solo se limita a sobrevivir... Sin embargo, Buero Vallejo no nos presenta a unos personajes planos y encasillados, pues hacia el final de la obra, cuando todo cobra sentido, comprendes que todos ellos, igual que todos nosotros, estamos compuestos de muchos fragmentos que no nos hacen del todo culpables, pero tampoco del todo inocentes. Otro detalle a destacar de la obra es esa crítica que hace el autor hacia una sociedad deshumanizada e individualista, reflejado cada vez que El Padre, en su demencia, no deja de preguntar quiénes son esas personas desconocidas que ve en las postales y revistas que le lleva su hijo Vicente, pues para él no son gente, son algo más que solo él es capaz de comprender.

hace 1 mes
8

Me resulta un teatro muy innovador, con una inteligente puesta en escena y el uso de acertados símbolos y paralelismos en un marco existencialista. Obra muy recomendable de Buero Vallejo!

hace 4 años
7

Obra que leí hace tiempo, con un contenido y una visión muy metafórica en distintos ámbitos de la vida, que sin embargo se me hizo un poco lento, no obstante es una lectura recomendable.

hace 5 años
7

Una obra diferente por su aspecto experimental, ya que desde un futuro muy lejano una pareja de investigadores nos muestra la historia de una familia, marcada por un hecho que determina el destino de sus miembros. Aparecen varios de los aspectos característicos del teatro de Buero (la oposición entre personajes pasivos-activos, la influen...cia del pasado en el presente, el drama atenuado por la esperanza), aunque en esta ocasión se juega con el acercamiento y el alejamiento del espectador del drama representado, que tiene una fuerte carga simbólica. Una obra en la que es más fuerte la sugerencia y el tratamiento de temas universales que en su teatro más realista, aunque como suele ser habitual en él hay una fuerte presencia de la realidad española contemporánea.

hace 10 años
7

Metáfora sobre el poder, la guerra y la ambición.

hace 12 años