EL MITO DEL CAPITALISMO. Los monopolios y la muerte de la competencia TEPPER, JONATHAN y HEARN, DENISE

Nota media 9 Excelente 1 voto 1 críticas
  • GéneroEnsayo
  • EditorialROCA
  • Año de edición2020
  • ISBN9788417968021
  • Idioma Español

Resumen

El mito del capitalismo cuenta la historia de cómo Norteamérica ha pasado de ser un mercado abierto y competitivo a ser una economía en la que unas cuantas empresas poderosas dominan industrias clave que afectan a nuestra vida cotidiana. Los monopolios digitales como Google, Facebook y Amazon actúan como guardianes del mundo digital. Amazon está captando casi todos los dólares de las compras por internet. Nos da la impresión de que decidimos, pero para la mayoría de las decisiones críticas, cuando se trata de internet de alta velocidad, seguros médicos, atención sanitaria, seguros de títulos de hipotecarios, redes sociales, búsquedas en Internet o incluso bienes de consumo como la pasta de dientes, contamos con una o dos empresas. Cada día, el norteamericano medio transfiere una parte de su sueldo a los monopolios y oligopolios. La solución pasa por una enérgica imposición de leyes antitrust para devolver a Norteamérica a un periodo en el que la competencia genere más crecimiento económico, más empleos, salarios más altos y un marco de igualdad para todos. El mito del capitalismo es la historia de la concentración industrial, pero es algo que importa a todos, pues los intereses no podían ser mayores. Aborda las grandes cuestiones de por qué los EEUU son una sociedad cada vez más desigual, por qué el crecimiento económico está anémico pese a los billones de dólares de deuda federal y la emisión de dinero, por qué ha disminuido el número de empresas emergentes o por qué los trabajadores están cada ves en peores condiciones.

1 críticas de los lectores

9

Libro de lectura imprescindible para conocer el sistema económico más aceptado actualmente y como este se devora a sí mismo si no existen leyes que la regulen. Muy muy interesante. Muchos datos, análisis y gráficas, y ningún hilo suelto. Al principio se hace un poco pesado pero cuando empiezas a entrar en harina, la indignación te amarra para que sigas leyendo. RECOMENDADISIMO

hace 2 días