Resumen

“Vivo en un piso de mierda, me estoy quedando calvo, soy bajito, huelo mal, mi mujer me ha dejado, mi hijo no se acuerda de mí… y le debo dinero a unos tíos del barrio bastante chungos. Mi vida no es precisamente una maravilla ¿verdad? ¿Qué? Espera… ¿qué dices? ¿Qué todo el mundo ahora tiene superpoderes menos yo?” Bienvenidos a la vida de Michael Fisher. De profesión fontanero.

1 críticas de los lectores

El contagio ha alcanzado a la toda la población mundial, el fin de la especie humana es inminente...
... O no, porque en ORDINARY nada es lo que parece.
Todos se han contagiado y es cierto que todos tienen superpoderes, todos excepto Michael, claro.
Si el planeta estuviera al borde del abismo y tú siguieras siendo el mismo (pringao'), ¿qué harías?
ORDINARY es un cómic que tritura el tópico: los superpoderes de unos y otros no van a salvar el mundo. Esa tarea queda reservada a un fracasado, a un fontanero que quiere encauzar su vida en el momento menos idóneo.
Más allá de la enajenación colectiva planteada por Williams y plasmada por D'Israeli, similar a la de cualquier otro cómic, la grotesca y verosímil humanidad del protagonista y su triste realidad rompen los esquemas del apasionado de este género.
Michael parece preguntarnos cómo salvar a otros si no es capaz de salvar ni a los suyos y si él mismo se ha condenado.
Bajo mi humilde punto de vista, ORDINARY es una historia para todos, aficionados o no al cómic, asegura la risa y, curiosamente, representa un extraordinario baño de realismo en un marco fantástico. (Jorge Trujllo, 3 de abril de 2019).

hace 1 mes