LA INMORTALIDAD KUNDERA, MILAN

Nota media 7,8 Muy bueno 116 votos 5 críticas

Resumen

A partir del gesto encantador de una mujer de cierta edad, el escritor crea el personaje de Agnes, alrededor de la cual aparecerán su hermana Laura, su marido Paul, y todo nuestro mundo contemporáneo en el que se rinde culto a la tecnología y la imagen. Pero ¿y si el hombre no fuera sino su imagen ?, pregunta otro personaje, Rubens, quien comprueba finalmente que de la más excitante de sus amantes sólo le quedan dos o tres fotografías mentales. Esta novela transforma todos los aspectos del mundo moderno en cuestiones metafísicas. Su forma es polifónica : las aventuras de los personajes imaginarios se mezclan con la historia de dos candidatos a la inmortalidad, Goethe y Bettina von Armin ; la reflexión sobre el nacimiento del homo senti-mentalis en la historia de Europa alterna con las peripecias parisienses del singular profesor Avenarius, para quien el mundo de hoy no sirve sino como objeto de juego. Kundera tiene el don de decir del modo más cristalino lo que a uno le resulta más difícil decirse, y en esta novela alcanza la cima de esta facultad.

4 críticas de los lectores

9

La inmortalidad - Milan Kundera Editorial Tusquets Editores para Círculo de lectores. Traducción de Fernando de Valenzuela: Excelente. 411 pág. Novela filosófica de Kundera, donde a través de Agnes, su marido Paul, Laura, Brigitte, Bernard Bertrand y el Profesor Avenarius, va transcurriendo la vida de estos personajes contada por el propio escritor donde nos expone sus ideas y alude a sus otros libros anteriores a este. Por estas páginas pasan Goethe, Bettina (amante de su imagen, que perseguía la inmortalidad a través de la relación con personas ilustres), E. Hemingway, Oriana Fallaci, Agatha Christie, Rubens, Aristóteles, etc. todos ellos moviéndose en el tiempo y charlando mientras cambian impresiones sobre la inmortalidad, la verdad, el amor, la imagen, la fama, el destino, el sexo, el cuerpo, el pudor, la humanidad, el deterioro de la sociedad, de la tecnología, del transporte, de la comunicación y de los medios. Reproduzco un fragmento interesante: “Goethe en cambio vivió en el breve período de la historia cuyo nivel técnico ya daba a la vida cierta comodidad pero en el que un hombre culto podía aún entender todos los instrumentos que utilizaba. Goethe sabía de qué y cómo estaba hecha la casa en que vivía, sabía por qué alumbraba la lámpara de queroseno, conocía el principio del catalejo con el que contemplaba Mercurio junto con Bettina, no era capaz de operar él mismo, pero había participado en varias operaciones y cuando estaba enfermo podía entenderse con el médico con el vocabulario de un conocedor. El mundo de los objetos técnicos era para él comprensible y estaba todo claro.” Tenemos en esta ocasión un trabajo magnífico que a cada página nos plantea cuestiones que debemos afrontar con detenimiento y admirar la gran lucidez de Kundera. Este libro lo leí en 1992 y lo acabo de releer, lo cual me alegra por lo bien escrito que está y porque lo tenía bastante olvidado. Recomiendo su lectura encarecidamente.

hace 2 meses
8

Un libro excepcional. Su narrativa es fresca y pueda ser que la muerte sea un pretexto para ser inmortal.

hace 6 años

Sin duda, uno de mis libros favoritos que puedo volver a leer y encontrar siempre algo diferente. Kundera hace de lo cotidiano, algo extraordinario.

hace 8 años
8

Junto a “La insoportable levedad del ser” es lo que más he disfrutado de Kundera. Quien se pasea libremente entre lo cotidiano y planteos filosóficos existencialestas muy profundos. Bellísimo!

hace 12 años