SIETE CASAS VACÍAS SCHWEBLIN, SAMANTA

Nota media 7,77 Muy bueno 13 votos 3 críticas

Resumen

Las casas son siete, y están vacías. La narradora, según Rodrigo Fresán, es «una científica cuerda contemplandolocos, o gente que está pensando seriamente en volverse loca». Y la cordura, como siempre, es superficial.Samanta Schweblin nos arrastra hacia Siete casas vacías y, en torno a ellas, empuja a sus personajes a explo rar terrorescotidianos, a diseccionar los miedos propios y ajenos, y a poner sobre la mesa los prejuicios de quienes, entre el extrañamientoy una «normalidad» enrarecida, contemplan a los demás y se contemplan. La prosa afilada y precisa de Schweblin, su capacidad paracrear atmósferas intensas y claustrofóbicas, y la inquietante gama de sensaciones que recorren sus siete cuentos hanhecho a este libro merecedor del IV Premio Internacional de Narrativa Breve Ribera del Duero. El jurado, del que formaron parte los escritores Pilar Adón, Jon Bilbao, Guadalupe Nettel, Andrés Neuman y que estuvo presidido porRodrigo Fresán, valoró en Siete casas vacías la precisión de su estilo, la indagación en la rareza y el perverso costumbrismo quehabita sus envolventes y deslumbrantes relatos.

3 críticas de los lectores

8

Siete relatos unidos por una temática común: casas vacías (aunque hay algunos relatos que no termino de ubicar en esta categoría). Algunos cuentos muy surrealistas, otros directamente sofocantes (en el buen sentido, entendido desde la fuerza de los cuentos de transmitir sensaciones físicas a los lectores). Si uno ha leído algo de Schweblin este libro sigue las pautas que identifican a esta escritora, un entorno realista que se ve invadido por algo extraño, anormal, que a veces es tomado con total naturalidad por los protagonistas. Empecé este libro disfrutando mucho con los cuentos hasta que llegué a "La respiración cavernaria" que directamente me impactó tan fuerte que tuve que parar de leer y seguirlo después de un rato (un cuento tremendo, una obra de arte), y más adelante me encontré con "Un hombre sin suerte" como para darme el golpe final. Un libro que te deja sin aliento, y una escritora que sabe realmente trasmitir la inquietud, ansiedad y angustia de sus personajes.

hace 4 meses
5

En “Siete casas vacías” se recopilan siete relatos de Samanta Schweblin. Es el primer libro que leo de la autora argentina y me temo que había leído tan buenos comentarios sobre ella que mis expectativas eran demasiado altas.
Como lectora habitual de libros de relatos, de diversas temáticas y distintos estilos, siempre hay algunos que me gustan más y otros menos, aunque no suelen decepcionarme. Es por ello que incluso he leído este libro dos veces, con varios meses de distancia, por si la primera vez no era la ocasión adecuada. Pero lamento decir que no era cuestión del momento. A su favor diré que me parecen relatos muy bien escritos, pero que sencillamente no me han llegado.
La mayoría están narrados en primera persona, y como común denominador todos contienen algún tipo de rareza o elemento extraño, ya sea en los personajes, su comportamiento, o la situación que contemplan: una mujer que se dedica a mirar e invadir casas ajenas, personajes que corren desnudos por el jardín, una anciana que quiere morirse y escribe listas para recordar lo importante, otra mujer que sale a la calle en bata y con el pelo envuelto en una toalla y se monta en el coche de un desconocido... Son historias oscuras, que hablan de miedos, límites, locura, y que parecen querer provocar la incomodidad del lector, pero personalmente no me han transmitido nada. Como excepción destaco “Un hombre sin suerte”, el único relato que me ha gustado.
Una lectura que no me ha convencido, pero una autora de la que no descarto leer algo más.

hace 9 meses
9

Como siempre ocurre en un libro de relatos, los hay buenos y menos buenos. En este libro la mayoría son de gran calidad, pero para mí hay uno que destaca sobre los demás y es "Un hombre sin suerte" (Premio Juan Rulfo en 2012)

hace 4 años