Resumen

La invasión marciana predicha por H. G. Wells tiene lugar al fin, y los hombrecillos verdes de Marte logran desorganizar la civilización terrestre. Pero sólo porque lo ven todo, lo oyen todo y lo "dicen" siempre todo. Naturalmente, la sociedad humana no puede resistir semejante juego de la verdad. Por eso, el clamor pronto llega a ser unánime: ¡Que se vayan!

3 críticas de los lectores

6

Original y atípica historia sobre una invasión marciana, donde la humanidad debe convivir con unos seres que sólo incordian verbalmente. La irritación posteriormente es preocupación al estar siempre diciendo la verdad, no hay secretos ni privacidad de ningún tipo. De forma cómica se nos muestra las vivencias de varios personajes que intentan alejarlos de la Tierra

hace 2 años
7

Ciencia Ficción sencilla y fácil de leer pero no, por ello, interesante y profunda. El autor nos cuenta la visita de unos marcianos que, ni vienen en naves espaciales, ni disparan. El medio de transporte utilizado carece de importancia, la violencia ya está suficientemente arraigada en la tierra sin que ellos la traigan. Solo con sus palabras logran sembrar cizaña y discordia. Además, nos narra al detalle como afecta en la sociedad su existencia, incluso en la economía mundial. Muy interesante para amantes de la ciencia ficción por su originalidad.

hace 5 años
6

Este libro lo encontré en un saldo. Pertenece a una colección de Ciencia Ficción editada en los años 80 y hoy, están des catalogados. La Ciencia Ficción no está de moda. Era un volumen que me había quedado sin leer y lo pude encontrar. Su autor fue muy conocido también por sus cuentos cortos pero esta novela está muy bien, no solo por el tema sino por su estructura. En el fondo creo que es un "ensayo paródico" (por ponerle un nombre), sobre la creación de un personaje literario en una narración futurista. Un escritor "crea" los marcianos y todo el mundo comienza a verlos. Además Fredric Brown utiliza el marciano como una hipótesis ¿qué sucedería en el mundo si las relaciones humanas estuvieran basadas en la verdad? Porque son esos ridículos hombrecitos verdes quienes además de molestar a todo humano viviente, cuentan las verdad de las cosas y de los hechos. Dicen la mentira del prójimo cuando no la oculta. Los marcianos son atípicos y si ocurriera una invasión en la tierra, de esas características, no creo que estaremos preparados para soportarlo. Una historia delirante que te hace reír entre líneas.

hace 7 años