LA VUELTA AL MUNDO EN MIL Y UN DIAS SÁNCHEZ, JORGE

Nota media 9,5 Excelente 2 votos 2 críticas
  • GéneroNarrativa
  • EditorialDILEMA
  • Año de edición2008
  • ISBN9788498271126
  • Idioma Español

Resumen

Este libro trata de mi primera vuelta al mundo, de 1001 días de duración, visitando 46 países de los cinco continentes contando con escasos medios económicos, en la cual experimenté un sinfín de vicisitudes que superé gracias a ciertas dosis de gallardía y "baraka". Tras atravesar toda Siberia en tren arribé a Japón, donde viví en un monasterio budista y me convertí en monje zen para aprender acerca de los misterios de la existencia. Luego navegué hacia Taiwán para estudiar chino mandarín. En Hong Kong me relacioné con una banda de contrabandistas de ginseng con los que volé dos veces a Corea, y, a continuación, con el dinero conseguido con ellos, viajé varios meses por toda China penetrando, disfrazado de uigur, en lugares prohibidos de Sinkiang, otrora escalas en la milenaria Ruta de la Seda. Después volé a Filipinas para conocer las islas musulmanas del sur en compañía de los gitanos marinos, o badjaos, y recorrer toda la isla de Borneo esquivando a los despiadados piratas joloanos. Finalmente, en la paradisíaca isla de Bali, me desempeñé de ajedrecista para poder financiar mis viajes por Australia, Nueva Zelanda, y varias islas de Oceanía. Meses más tarde, tras un largo vuelo desde la Polinesia francesa, aterricé en California. En San Francisco y Nueva York trabajé varios meses de camarero para ganar el dinero suficiente que me permitiera visitar las grandes Antillas: Puerto Rico, La Española, Cuba y Jamaica. Recorrí todo Méjico y Centroamérica sorteando escaramuzas de los guerrilleros en El Salvador y Nicaragua, y burlé asaltos de granujas y malandrines en Costa Rica y Panamá, al tiempo que estudiaba con cierto detenimiento las ruinas aztecas, toltecas y mayas. En los Estados Unidos viajé en autostop y en trenes de mercancías, "a lo hobbo", atravesando el Cañón del Colorado, Las Vegas, y las ciudades de los mormones, durmiendo en los "Salvation Army" para vagabundos. Tras varias peripecias y encuentros con personajes novelescos, alcancé la bella Montreal, en Canadá, donde trabajé de cocinero para poder volar de regreso a Europa. Una vez en el viejo continente penetré clandestinamente en diez monasterios ortodoxos del Monte Athos, y luego fui voluntario en un kibbutz de Jerusalén antes de regresar a España cruzando el norte de África.

2 críticas de los lectores

9

Me ha resultado más ameno que muchas novelas. ¡Qué experiencia la del autor! Es una delicia acompañarle en esta vuelta al mundo. Antes de leerlo desconocía cómo se lo montaban estos viajeros que pasaban largos periodos de viaje sin apenas dinero. Se hacen además muy entrañables las relaciones que Jorge Sánchez hace durante su periplo. Entre historia e historia a veces introduce algunas reflexiones morales muy acertadas. A mí personalmente no me atrae mucho viajar pero este libro me ha cautivado. Suelo arrugar la nariz cuando leo "este libro es imprescindible" pero sería uno de los que más cerca estaría de decirlo para gente que ama los viajes.

hace 5 años
10

Excelente libro que recoge a su vez los diversos libros publicados por este contumaz viajero. Si a vuestras vacaciones de verano le llamáis "viajar" este libro os dará una bofetada en los conceptos. Genial Jorge.

hace 12 años