Resumen

La Casa de la Troya refleja aspectos de la sociedad santiaguesa y sus costumbres a lo largo de la segunda mitad del siglo XIX. La pequeña ciudad sirve de marco al tema del amor, prestándole un clima juvenil y despreocupado. La realidad que representa la obra es la vida estudiantil, insertada en lo cotidiano. El autor creó una imagen tópica de la estudiantina, que se transmitió a lo largo de medio siglo. Se detallan en la obra las actividades sociales relevantes (el teatro, los bailes, las serenatas, los paseos), y aspectos de la vida rural.

3 críticas de los lectores

9

No me ha podido gustar más este libro, lo tiene todo: risas aseguradas con las aventuras y desventuras de los estudiantes; maravillosa ambientación en el Santiago de la época con todo lujo de detalle, no cuesta nada imaginarse paseando por la Alameda, por los alrededores de la catedral, por sus calles de piedra bajo la lluvia...; romance y amoríos varios; costumbrismo y tradiciones gallegas; el cariño y la delicadeza al escribir sobre Galicia, que llama la atención teniendo en cuenta que el autor no es gallego. Me da pena que no haya una segunda parte para saber que fue de todos y cada uno de los entrañables troyanos. "Habían llegado a A Ferradura, que era y es, gracias a Dios, un delicioso paseo, mirador de una pintoresca serie de bellos panoramas que van desarrollándose, conforme por él se avanza, a manera de variada cinta cinematográfica. Primero es una calle que se va hundiendo según se eleva el paseo circundado en toda su vuelta por la vigorosa robleda de Santa Susana. Luego surge en el fondo del cuadro la ciudad, que extiende, como una araña, sus largas patas por los arrabales. Por encima de todo, con el Ayuntamiento a sus pies, se alzan dominadoras, simbólicas, sobre los demás edificios, como un señor sobre sus vasallos, las airosas torres de la catedral."

hace 1 mes
8

No se trata sólo de una obra que recrea con diversión las aventuras de estudiantes y cuenta una historia de amor entre una chica gallega y un chico madrileño con poco en común a finales del siglo XIX, es también un reconocimiento de amor a la tierra gallega y a su gente. Entretenida, divertida y nostálgica de los maravillosos años de la vida estudiantil antes de incorporarse al mundo laboral.

hace 3 años
6

Partiendo de que la forma de escritura es algo arcaica, y el argumento un folletín romántico, esta novela es un interesante documento histórico y etnográfico sobre una forma de vida ya desaparecida en su esencia, que despierta cierta nostalgia, sin llegar a convencer al lector de que cualquier tiempo pasado fue mejor. Sin duda, atraerá en mayor medida el interés de quienes llevan a Galicia en el corazón. La edición de Camiño do Faro, con preciosas ilustraciones de Cristina Figueroa, es una pequeña joya.

hace 8 años