Resumen

Arenas blancas y aguas turquesa cristalinas: el archipiélago de las Glénan, enfrente de la costa bretona, es lo más parecido a un paraíso tropical... hasta que el mar deposita en una de sus playas tres cadáveres. Es lo último que le apetece a Georges Dupin esa mañana: tener que salir corriendo sin haber podido tomar su segundo café y meterse en una bamboleante patrullera de la policía, atender al prefecto que le atosiga a llamadas porque un amigo suyo ha desaparecido y no disponer de la menor pista sobre la identidad de los tres cadáveres que han aparecido en una playa de las paradisíacas islas de Glénan. ¿Quiénes eran esos tres hombres? ¿Tal vez víctimas del violento temporal que azotó el archipiélago la noche anterior? Todo apunta a que murieron ahogados, hasta que algo despierta las dudas del comisario. Mientras Dupin, en su cuartel general del bar-restaurante de la isla de Saint-Nicolas, interroga a los sospechosos, vuelve locos a sus colaboradores y se sumerge en las oscuras historias de los isleños, una nueva tempestad empieza a gestarse.

1 críticas de los lectores

6

Las novelas de J .L. Bannalec destilan más acción que misterio; y si profundizo aún más, diría que resultan una excelente promoción turística del paisaje isleño bretón; esto unido a la descripción gastronómica del lugar, le confiere una garantía de éxito editorial innegable, claro que con sus "peros"; quizá le falte elaborar un poco más la intriga para darle mayor nota.

hace 3 meses