EL ÚLTIMO CORTEJO GAUDÉ, LAURENT

Nota media 7,6 Muy bueno 5 votos 1 críticas

Resumen

Poseedor de una de las prosas más originales de la narrativa francesa actual y de un talento refrendado con los galardones más importantes de su país —Premio Goncourt por El sol de los Scorta y Premio de los Libreros por El legado del rey Tsongor—, Laurent Gaudé recupera el aliento épico que marcó el éxito de esta última para narrar el destino de otro monarca que afronta su hora final: el gran conquistador macedonio Alejandro Magno. Tras someter a griegos, fenicios, egipcios y persas, y llegar con su ejército hasta la India, Alejandro regresa a Babilonia para preparar nuevas expediciones y conquistas. Sin embargo, durante una fiesta en palacio, este hombre elevado a la categoría de semidiós se derrumba súbitamente, presa de una terrible fiebre. Moribundo a los treinta y dos años, Alejandro hace balance de su vida, preguntándose si habrá alguien capaz de mantener unido su vasto imperio. Muy lejos de él, Dripetis, hija del derrotado rey Darío y viuda del mejor amigo de Alejandro, abandona el templo en el que había buscado refugio para proteger a su hijo y regresa a la corte, pues será ella quien deberá acompañar al famoso conquistador en su último viaje. Así, las voces de Alejandro y Dripetis evocan con vibrante intensidad el ocaso de un mundo pleno de gestas heroicas.

1 críticas de los lectores

9

Tercera novela que leo del autor (las dos anteriores fueron “El sol de los Scorta” y “La puerta de los infiernos”) y nuevamente me ha vuelto a encantar. Con un registro totalmente distinto, en este caso Gaudé escribe una novela con fondo histórico y de estilo épico, escrita a varias voces que se van intercalando en fragmentos cortos, y a través de las que se narran los últimos días de Alejandro Magno y su cortejo fúnebre (ese “último cortejo” que da título al libro). Resulta fascinante el ir descubriendo la identidad de esas voces narrativas que “hablan” y su participación en la historia. Uno de los personajes que más me ha gustado ha sido Dripetis, princesa persa de un imperio ya caído, que recibe un encargo muy especial pero cuyo verdadero objetivo es mucho más poderoso.
Con su habitual estilo sobrio, frases cortas y, sobre todo, excelente prosa, esta absorbente novela centrada en el ocaso de la vida del conquistador y en el desmembramiento de un gran imperio es, en mi opinión, otro gran acierto del autor. Totalmente recomendable.

hace 7 años