Resumen

Una pareja viaja en coche desde Londres hasta Provenza. Puede parecer una escapada hedonista de dos enamorados, pero en realidad el viaje es una huida hacia delante. Anya tiene serias dudas sobre una relación que se mantiene siempre en el filo, y que siente como desigual y precaria. Su novio, Luke, es un hombre estoico, reservado, con serios problemas de comunicación. Entre ellos se extiende una atmósfera turbia. Una tarde, inesperadamente, él le propone matrimonio y regresan a Londres comprometidos. Pero los planes de boda ayudan más bien poco a la intranquilidad de Anya, a quien le cuesta encontrar seguridad incluso en los aspectos más mundanos. Cuando era niña tuvo que escapar de aquella Sarajevo sitiada durante la guerra de los Balcanes, y desde entonces nunca se ha sentido protegida: le domina la ansiedad y el miedo al futuro, y vive cualquier cambio o proyecto como una amenaza. Con el evento de su compromiso en el horizonte, empieza a notar la presión de las convenciones sociales que determinan su camino. En vez de esperanzarse con su futuro, siente cómo regresan los traumas del pasado y los miedos que creía enterrados, marcando el destino de un verano cálido y aciago que alcanzará un clímax sorprendente.

1 críticas de los lectores

7

No tengo el conocimiento de sus otras novelas, las de esta escritora, pues es mi primera vez, aún así añadiría que si este es su habitual estilo, el que utiliza en esta novela diría que me planto aquí. Es un estilo complejo, demasiado intimista, tanto que se siente altamente intenso y abrumador. La historia en sí no tiene apenas pretensiones ni grandilocuencias, es simple y sobria, llena de profundidad, excesiva diría yo y toda ella se la lleva la protagonista y sus interminables monólogos sobre sus estados de ánimo, su interminable ansiedad ante la vida, su pareja, su familia, la familia política, miles y miles de ahogos y agonías. No podría dejar de añadir su gran evocación a la falta de suelo en el que pisar, esa sensación de vacío que padecen algunas personas cuando la vida no les da lo que esperan o simplemente se ahogan en un vaso de agua, aún así la escritora lo refleja magistralmente, toda una historia simple sin demasiado que contar ni que aportar, sobre una pareja que está en crisis por la falta de amor, de comunicación o principalmente por la falta de todo, no se lee con agilidad ni tiene ritmo suficiente para no darte ganas a mitad de camino de abandonarla, yo la terminé por cabezonería.

hace 4 meses