Resumen

Una cabaña sin ventanas en medio del bosque. La vida de Lena y sus dos hijos sigue reglas estrictas: los horarios para comer, ir al baño o estudiar se respetan a rajatabla. El oxígeno les llega a través de un «aparato de circulación». El padre provee a la familia de alimentos, los protege de los peligros del mundo exterior, se ocupa de que sus hijos siempre tengan una madre. Pero un día consiguen escapar... y es entonces cuando empieza la verdadera pesadilla. Porque todo parece indicar que el secuestrador quiere recuperar lo es suyo. En un thriller tan emocionalmente impactante como profundamente conmovedor, Romy Hausmann va desplegando línea a línea el panorama de un horror que sobrepasa toda capacidad de imaginación.

2 críticas de los lectores

9

Sobrecogida, así he quedado al terminar este libro. La crueldad llevada al extremo. Me ha gustado, me ha gustado cómo está escrito y el desarrollo psicológico de los personajes. Pienso en las víctimas de secuestros prolongados, en su sufrimiento, en el estrés postraumático que arrastrarían… El epílogo me ha encantado. ¿Puede convertirse el amor en un odio y dominación tan despiadado? Tremendo.

hace 1 mes
8

Al principio me pareció un déjà vu, pero enseguida me enganchó porque se trata de una novela intrigante y atrapante, con mucho suspense y pocos, pero inquietantes y llenos de secretos, personajes. Un thriller bien tramado, con sorprendentes giros argumentales , que te mantiene en vilo hasta el desenlace final, aunque este precisamente e me pareció un poco flojo.

hace 4 meses