LA GALGA. Una perra en adopción CABALLERÍA, SARA

Nota media 9 Excelente 1 voto 1 críticas

Resumen

Cuando Mar decide adoptar a Bruma, no puede imaginar hasta qué punto su vida dará un vuelco. Ella nunca ha vivido con un perro, y su novio es el primero en advertirle que cuidar de un animal conlleva una gran responsabilidad. Además, Bruma es una galga con muchos traumas por su pasado como perro cazador, por lo que si Mar quiere ganarse su confianza tendrá que armarse de paciencia.Los ladridos, los cojines desplumados, las puertas mordisqueadas, los charcos en medio del pasillo y los pelos por todas partes serán los primeros conflictos con los que Mar tendrá que bregar; pero pronto los paseos con Bruma le aportarán calma al estrés del trabajo y un lametón se convertirá en la mejor muestra de cariño.A medida que se afiance el lazo entre las dos, ambas irán dejando atrás los sentimientos de soledad e inseguridad. A ojos de Bruma, Mar será mucho más que la mano que la acaricia o la alimenta; y para Mar, Bruma será un gran arropo cuando su vida comience a tambalearse.

1 críticas de los lectores

9

Mar vio por primera vez a Bruma, una preciosa galga blanca, en Instagram. La había recogido una protectora y le buscaban un hogar. Se enamoró de ella al instante y al investigar un poco sobre los galgos, y descubrir lo terrible que era su vida, decidió adoptarla. Antes de hacerlo, habló con su pareja que le explicó lo difícil que iba a ser lidiar con un animal con tantos miedos y la enorme responsabilidad que conllevaba, porque los perros no son juguetes de usar y tirar. Mar le convenció y a los pocos días, Bruma estaba en casa. “La galga. Una perra en adopción”, de Sara Caballería, es una preciosa novela gráfica que explica lo que supone adoptar un perro: destrozos en los muebles, gastos veterinarios, pequeños accidentes como que por miedo se hagan pis en la alfombra… Es una decisión que hay que meditar bien porque va a cambiar nuestra vida para siempre. Debemos adaptar nuestros horarios para que pasen solos el menor tiempo posible, darles largos paseos para que hagan ejercicio, y acostumbrarnos a que haya pelos por todos sitios, entre otras muchas cosas. A cambio, obtenemos una lealtad inquebrantable y una gran alegría cuando llegamos a casa y encontramos cariño sin fin. Mar y Bruma conectan enseguida. Poco a poco Mar se va ganando la confianza de la galga y le ayuda a superar sus miedos. Cada día supone un avance, aunque ambas lo pasan terriblemente mal cada vez que Bruma pasa demasiado tiempo sola en casa. Tiempo después, cuando la vida de Mar se complica, será Bruma quien le ayude a recuperar la felicidad perdida. Por Bruma y por ella misma, Mar cambiará muchas cosas en su vida y logrará ser mejor persona de lo que ya era. Una bonita novela sobre una mujer y una galga que se salvan mutuamente y que descubren que la vida tiene muchas cosas buenas que ofrecer si aprendemos a no mirar atrás.

hace 2 semanas