TRES SOMBREROS DE COPA MIHURA, MIGUEL

Nota media 6,84 Bueno 161 votos 4 críticas

Resumen

Escrita a comienzos de los años treinta, la comedia Tres sombreros de copa, germen de toda la producción teatral de Miguel Mihura, tardó veinte años en ser estrenada y produjo en el momento de sus estreno, escándalo y asombro. Mientras muchos espectadores la calificaban de inmoral, la crítica veía en ella una ruptura con el teatro cómico anterior, un comienzo absoluto que presagiaba el teatro del absurdo. La fuerza dramática de la obra radica en la oposición de dos mundos irreconciliables: el de la burguesía provinciana esclavizada por mil convenciones, y el de un grupo de automarginados de esa sociedad que buscan la libertad y rechazan la moral hipócrita. No hay aquí lucha de clases ni se propugna una alternativa social. Las grandes tensiones se redimen por medio de un humor que rezuma escepticismo. Antonio Tordera, de la Universidad de Valencia, es autor de importantes trabajos sobre semiología teatral. En esta edición ofrece una lectura que sitúa a Miguel Mihura y a Tres sombreros de copa en la perspectiva de una justa valoración de su revolucionaria calidad artística.

4 críticas de los lectores

7

De fácil lectura, cortito y muy divertido.

hace 4 meses
8

Todo un hito de nuestro infravalorado teatro español. Obra precursora de lo absurdo, que combina el humor trágico con lo ridículo, lo caricaturesco y lo irracional. Se lee de un tirón, y el resultado no puede ser más acertado. Teniendo en cuenta que fue escrita en 1932, editada en 1947, y representada por primera vez en 1952, me llama la atención la cantidad de tiempo que tuvo que pasar para que este país la aceptara y valorara. Miguel Mihura fue un auténtico genio que supo torear a la dictadura con un capote bordado de ironía, de hilaridad y de burla. Muy espontánea y divertida.

hace 3 años
8

Una obra realmente bella en todos los sentidos, tiene todo lo que tiene que tener una buena obra. Magnífica.

hace 9 años
10

Chaplin nos hacía llorar y reir a la vez. Esta obra maestra está llena de humor y desencanto. Para definir lo que es el amor y lo que no lo es, Mihura confronta dos mundos a los que ninguno de los protagonistas quiere pertenecer. Finalmente amanece, la noche muere y el sueño, la posibilidad de un amor puro y verdadero. Mihura nos dice que los sueños son inasibles, se desvanecen con la luz del día. Alguien dijo una vez que la poesía es cantarle a la luz del día sabiendo de antemano que va a desaparecer. Esta obra tiene algo de eso: poesía, amor, romanticismo, sueños, lo que pudo ser y lo que no. Inolvidable.

hace 9 años