MUERTE EN LA ACRÓPOLIS MAGGI, ANDREA

Nota media 6,8 Bueno 5 votos 1 críticas

Resumen

Atenas, siglo IV a. C. En una noche de luna llena, en el Partenón, yace muerto un hombre. Al parecer, ha sido víctima del ataque de una bestia. La ciudad, de inmediato, apunta a Eurifemo, un hombre que ha sido acusado de ser un licántropo. Sólo hay una persona dispuesta a defenderlo, capaz de enfrentarse a todos: Apolófanes, un ingenioso y astuto mercader que sabe que Eurifemo es inocente y que ésta será la única ocasión que tiene de cumplir una vieja promesa que ha marcado su destino. Para llevar a cabo su cometido, encontrará la ayuda de la bellísima Filoxena, una de las pocas mujeres en la Antigua Grecia que ha estudiado con los sabios filósofos. Mientras todo eso ocurre, el Tesoro de la Acrópolis desaparece misteriosamente.

1 críticas de los lectores

Atenas S.IV a.C. En lo alto de la Acrópolis ...
Cada libro nos aporta algo nuevo para alimentar nuestra curiosidad, o para recordarnos ciertos momentos y lugares. Adentrarse en la Grecia clásica siempre es una opción sorprendente y más cuando rememoras esas clases recibidas de niño sobre la mitología griega, la forma en que conocimos y grabamos algunas de las tantas leyendas y mitos sobre dioses y héroes. Pero en Muerte en la Acrópolis, hay muchísimo más:
Encontramos parte de novela histórica y bélica, ya solo sea por su situación y su época. La mención de dioses y héroes, adoración y orgullo de los griegos, como son: Afrodita, Poseidón, Zeus, Atenea, Leonidas, entre otros, se les hace pequeñas referencias en ocasiones puntuales.
La descripción sobre la vida y costumbres de los atenienses hace que te sitúes perfectamente en aquellos años, su vestuario, el asfixiante calor, la ciudad, es como si caminaras por el demos, te acercases al Pireo o sus tascas e incluso una detallada visita guiada por la Acrópolis.
Respecto al tema bélico, pocos autores se arriesgan a narrar guerras de tantos siglos atrás, Andrea Maggi, en pequeñas dosis también, nos relata una parte de esas cuatro guerras que se libraron entre griegos y macedonios.
En la novela se describe, que la sucesión de guerras es uno de los motivos evidentes, para encontrar una Grecia empobrecida y débil. Continuamente rearmándose para combatir y expulsar a los macedonios de sus territorios.
El punto principal, la base de toda la historia, es el toque de novela de misterio y crimen.
Nos lleva directamente a los hechos en los que se tendrán que desenvolver los protagonistas. Uno ha sido el misterioso robo perpetrado en el Partenón llevándose todas las reservas de oro de la ciudad, el segundo hilo conductor es la aparición del cuerpo sin vida en extrañas circunstancias de Epígenes. Y la más extraña aún acusación de asesinato al joven y enfermo Eurifemo.
Una vez mostradas las cartas, entra en juego Apolófanes comerciante convertido en logógrafo y que llevará la defensa de Eurifemo voluntariamente; su amiga y socia en los negocios la filósofa Filoxena, su fiel sirviente Estrepsíades, la exuberante poetisa Clea, además de amigos, aliados, enemigos y su mayor ejemplo, su madre.
Muchas historias y magia envuelven a ésta muerte en la acrópolis en una novela ágil, entretenida, curiosa, con buen ritmo que anima en todo momento al lector a seguir leyendo hasta darle fin.
Ideal y perfecta para un público más juvenil.
(Esther Recio, 22 de junio de 2016)

hace 2 años