EL FARAÓN GEDGE, PAULINE

Nota media 9 Excelente 1 voto 1 críticas

Resumen

Ningún otro período de la historia de Egipto ha causado tanta fascinación como el del reinado de Akhenatón, el faraón de la XVIII dinastía cuyo impetuoso gobierno en el siglo XIV a. C. llevó a su pueblo al borde del desastre. En esta novela, Pauline Gedge cuenta la apasionante historia del reinado de Akhenatón, primer monarca del Antiguo Egipto en proclamar su deidad e implantar el monoteísmo, y su dura lucha contra la casta sacerdotal adoradora del dios Amón. Pero también pasan por estas páginas varios de los personajes más fascinantes de la historia egipcia: su mujer, la legendaria Nefertiti; su madre, la astuta emperatriz Tiy; el impetuoso general Horemheb, comandante de todos los ejércitos, y su misterioso hijo Tutankhamón. Enmarcada en el fastuoso Palacio de los Reyes y Dioses, escena a escena, página a página, el Antiguo Egipto vuelve a la vida de forma magistral con el esplendor de la corte imperial, el implacable calor del desierto, la desgracia que cae sobre el país cuando el vivificador Nilo ofrece su inundación anual? El faraón se inscribe en la mejor ficción histórica, con la épica de un líder, de una dinastía y de un pueblo que confrontan un destino glorioso y trágico.

1 críticas de los lectores

Karnak, Tebas y Menfis son lugares que no necesitan explicación para la mayoría de los lectores, así como Akhenaton, Nefertiti y Tutankhamon han pasado a la historia con grandeza y misticismo. Sin embargo ¿cuántos de nosotros conocíamos de la existencia de la ciudad perdida de Akhenaton? Y ¿por qué éste faraón cambió sus creencias de Amón a Atón? ¿Por qué se desconoce la auténtica sepultura de Nefertiti? A todas estas preguntas les encuentra respuesta Pauline Gedge, renombrada escritora de novela histórica y también autora de La dama del Nilo y El adivino.
Amenofis, único heredero superviviente del gran faraón Amenofis III y la emperatriz Ty, se ha visto recluido desde su más tierna infancia en el harén real por la potencial amenaza que significaba para su padre. Sin embargo, con la muerte de este, Amenofis se convierte en la nueva reencarnación del Dios sobre la tierra, el hombre más poderoso de todo Egipto. Inocente y poco interesado en los asuntos políticos, Amenofis se inclinará más hacia un cambio religioso que provocará una fuerte sorpresa en palacio y entre sus súbditos. Así dará comienzo el verdadero reinado de Akhenaton, el faraón más oscuro e incomprendido de Egipto que, ayudado por su querida madre y su misteriosa bella esposa Nefertiti, desarrollará una personalidad compleja y muy influenciable.
Aunque en un comienzo nos pueda parecer una trama previsible y con pocos giros inesperados, Gedge consigue sorprendernos con los abundantes detalles y curiosidades de la vida cotidiana de los faraones y las clases altas que dominaron Egipto. Nefertiti y Tutankhamon, los dos personajes que quizás más interés despierten al lector, serán puestos en común en un escenario controvertido y, en ocasiones, inesperado.
El Palacio del Norte de Nefertiti, el faraón Semenejkara, la opulenta ciudad de Akhenaton….quizás nunca sepamos más que sus nombres y las pocas evidencias de su existencia en el pasado, pero Gedge consigue darles vida y forma, aportarles una personalidad que, aunque ficticia, se nos hace muy real en cada línea leída.
Toda la narración consigue encajar de una manera deslumbrante y hasta tal punto creíble, que nos puede hacer dudar hasta de los más recientes descubrimientos arqueológicos y estudios científicos. Tanto para un lector no iniciado en la historia egipcia como para un amante del esplendor faraónico, la obra de Pauline Gedge se convierte en un imprescindible para introducirnos en una cultura apasionante y milenaria. Amón preserve para siempre su nombre. (Diana Arrufat, 25 de abril de 2018)

hace 6 meses