Nota media 7,55 Muy bueno 33 votos 2 críticas

Resumen

La edición íntegra del Quijote adaptada al castellano actual por Andrés Trapiello, escritor y reconocido experto en Cervantes. Andrés Trapiello, escritor y experto en Cervantes, nos sorprende con una ambiciosa edición de uno de los mayores hitos de la literatura universal: el Quijote. Coincidiendo con el cuarto centenari o de la publicación de la segunda parte del Quijote, Trapiello ha adaptado el texto íntegro de esta obra imprescindible al castellano que hablamos hoy en día. Bajo el título Don Quijote de La Mancha. Puesto en castellano actual íntegra y fielmente por Andrés Trapiello, este libro pretende acercar las aventuras de don Quijote y Sancho Panza a todos los lectores para que puedan disfrutar de ellas sin la dificultad que puede suponer leerlas en el castellano de cuatrocientos años atrás. En el prólogo a esta edición, Mario Vargas Llosa, escritor galardonado con el premio Nobel de Literatura, afirma: «En la versión de Trapiello la obra de Cervantes se ha rejuvenecido y actualizado [...] sin dejar de ser ella misma, poniéndose al alcance de muchos lectores a los que el esfuerzo de consultar las eruditas notas a pie de página o los vocabularios antiguos, disuadían de leer la novela de Cervantes de principio a fin. Ahora podrán hacerlo, disfrutar de ella y, acaso, sentirse incitados a enfrentarse, con mejores armas intelectuales, al texto original»

2 críticas de los lectores

7

Una adaptación asequible y que le ha llevado al autor catorce años de trabajo. Después de varios intentos por fín he podido leerlo de un tirón. Aún así pese a adaptarlo al lenguaje actual me ha parecido un libro bastante raro, sin una trama fija. Nos encontramos a los dos protagonistas paseando sin rumbo de aca para allá, van y vuelven sin que exista una historia en el fondo. Algunos capítulos como el de los molinos o el de los leones están bien pero otros me parecen de relleno. De todas formas es un clásico.

hace 1 año
8

He leído la edición de Andrés Trapiello, que se hace un poco menos duro porque, como él mismo dice, es una “traducción” del castellano del S. XVII al del S. XXI. Sobre esta edición lo primero que hay que decir es que no es una adaptación (como he oído decir por ahí en “círculos cultos”), sino una traducción de las palabras que ya no existen en el castellano actual para evitar las continuas notas a pie de página, de hecho, algunas partes las he leído en la su formato original porque no tenía el mío a mano, y he cogido al primer libro que he encontrado (ya sabéis que es un libro que está en todos los hogares españoles) y se podía identificar perfectamente por donde iba y lo último que había leído. Entrando ya en lo que es la novela en sí, puntualizar que son dos partes, que en realidad, como todos sabéis (o quizá no) son dos novelas distintas, escritas con 10 años de diferencia (1605 y 1615). Vamos a hablar un poco de la primera parte, donde están los episodios más conocidos como el de los molinos, el de la venta y los cueros de vino, los batanes, etc. Pese a que a mí, esta parte es la que menos me ha gustado, quizá porque era lo que esperaba de El Quijote, salidas, locuras y acabar siempre apaleado. Una cosa que sí que me ha llamado mucho la atención es que Cervantes escribe la novela como si Don Quijote hubiera existido realmente, y él simplemente se dedica a una tarea de investigación sobre su figura, recopilando información. Esto hace que el propio autor se convierta en un personaje más de la novela en determinados momentos, como en el capítulo IX, donde cuenta la emoción que siente cuando, paseando por un mercado de Toledo, da con unos papeles escritos en árabe, con unas anotaciones en el margen en las que se hace referencia a Dulcinea del Toboso. La segunda parte es totalmente diferente. En toda la primera parte se refleja a D. Quijote como un loco y todo lo que ocurre es producto de su fantasía. La segunda parte, sin embargo, arranca donde terminó la primera, pero, por arte de encantamiento (como el propio D. Quijote dice) ha aparecido un libro de caballerías con el nombre de “El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha”, que no es ni más ni menos que la primera parte de la historia, y del que habla todo el mundo y todo el mundo ha leído. Con lo cual, en la tercera salida del Quijote, éste es ya famoso, y todo el mundo lo conoce o ha oído hablar de él, por lo que las aventuras que tendrán serán totalmente diferentes. Esto no quita que siga estando loco, claro, pero los personajes, tanto del Quijote como de Sancho, han evolucionado con respecto a la primera parte. Mi opinión personal sobre el libro. Pues que a mí me ha gustado bastante, sobre todo la segunda parte, y los giros que da Cervantes a la historia, mezclando realidad y ficción. Muy interesante. Aunque hay que reconocer que hace un poco durillo en determinadas ocasiones… Un consejo, si me lo admitís, buscad una edición buena, si no ésta de Trapiello, otra, en castellano original o actualizado, pero que os parezca atractiva de leer, con la letra no demasiado pequeña (yo tengo algunas ediciones que son criminales), con sus márgenes y sus párrafos, aunque sea más voluminosa. En fin, es solamente un consejo.

hace 1 año