Nota media 7,67 Muy bueno 3 votos 2 críticas

Resumen

No creyó que todos tuvieran razón -como muchos intentan hacernos ver-, fue políticamente incorrecto y cargó contra los que consideró principales males de su tiempo: religión, explotación del trabajador, nacionalismos mal entendidos de unos y otros y desigualdad social. Para ello, Blasco Ibáñez se valió del doctor Aresti, personaje ficticio, alter ego del médico minero Enrique Areliza y de él mismo. Hombre de ciencia, defensor de la razón y la justicia social, Aresti se convertirá en observador de la vida política y económica de la Bizkaia de principios del siglo XX. Sufrirá la creciente influencia de los jesuitas, influencia que le costará el alejamiento de su esposa y su familia, e intentará remediar la difícil situación del trabajador minero y siderúrgico.

2 críticas de los lectores

8

No creyó que todos tuvieran razón -como muchos intentan hacernos ver-, fue políticamente incorrecto y cargó contra los que consideró principales males de su tiempo: religión, explotación del trabajador, nacionalismos mal entendidos de unos y otros y desigualdad social. Para ello, Blasco Ibáñez se valió del doctor Aresti, personaje ficticio, alter ego del médico minero Enrique Areliza y de él mismo. Hombre de ciencia, defensor de la razón y la justicia social, Aresti se convertirá en observador de la vida política y económica de la Bizkaia de principios del siglo XX. Sufrirá la creciente influencia de los jesuitas, influencia que le costará el alejamiento de su esposa y su familia e intentará remediar la difícil situación del trabajador minero y siderúrgico. En EL INTRUSO (1904), el escritor valenciano anticipa la catástrofe que tendrá lugar treinta y dos años después, cuando la guerra y el odio destrocen la vida de millones de españoles. Es sorprendente la naturalidad con la que emplea el término "país" para referirse a Galicia o al propio País Vasco, un hecho que más de uno censuraría en pleno siglo XXI.

hace 8 años
6

Un comienzo muy potente que deriva en un tono panfletario anti-clerical. De todas formas, el conjunto es un libro que vale la pena leer.

hace 11 años