Eduard Culón y Bella luchan contra una tropa de vampiros en “Eclipsados”

Osada, irreverente y absolutamente disparatada. Así es “Eclipsados“, la tercera parte de la exitosa saga de cómic “Crepusculón“, que ha vendido ya 20.000 ejemplares en España y se ríe sin tapujos de Edward Cullen y el resto de su famosa pandilla de vampiros.

Los guionistas Pepe Caldelas y Ferrán Toro, y el ilustrador Vicente Cifuentes vuelven a hacer uso de su agudo e hilarante humor para parodiar a los vampiros más populares del cine.

“Es una parodia como las que se hacían en los años 80, como ‘Hot Shots’ que caricaturizaba a ‘Top Gun’. En ‘Crepusculón’ hay todo tipo de humor, negro, chistes fáciles, humor gráfico, por repetición, todo vale para hacer reír a la gente”, ha explicado Pepe Caldelas en una entrevista con Efe.

En esta ocasión Eduard Culón intentará proteger a Bella de un grupo de vampiros de la tribu urbana de los “emo” que quieren acabar con ella, mientras que la protagonista deberá decidir entre los colmillos del amor de su vida o la moto y los músculos de Jacobo el Lobo.

El cómic abre con la imagen de un Riley Biers despistado que es convertido en vampiro por la explosiva Jessica Rabbit en las oscuras calles de Washington. Él será el encargado de formar al ejército de vampiros “emos” a partir de un grupo de humanos que “lo están dando todo” en una conocida discoteca de Seattle (EEUU).

Entre los elegidos, estarán Fred, Daphne y Shaggy, los adolescentes de la serie Scooby Doo. La pobre Velma se quedará al margen de la misión: el portero de discoteca no le deja pasar porque lleva jersey de cuello alto.

Un Seymour Skinner que entrega los diplomas de graduación a los compañeros de Bella, una Betty Boo que se cuela en la fiesta de final de curso y un Speedy González que anima a la malvada Victoria a escapar de los lobos en lo que parece una partida de “Street Fighter” son algunos de los personajes que provocarán la risa del lector.

“Hay una escena genial en la que salen Bella y Edward que parece que están intentando acostarse, pero luego descubres que están jugando al Twister; se nos ocurrió porque a lo largo de toda la película parece que están a punto de hacerlo, pero luego resulta que no, y nos pareció buena idea”, comenta el autor del cómic “A por ellos!!” (2010).

Un humor ácido y gamberro que se repite en otras muchas escenas y que es el responsable de que al despiadado Riley Biers le devore un tiburón en plena montaña, porque ¿por qué no va a ser posible si en “Perdidos” aparecía un oso polar y nadie dijo nada?.

Hasta ahora, la saga ha vendido más de 20.000 ejemplares, y sólo la primera entrega “Crepusculón” puede presumir de haber vendido 10.000 números. El secreto del éxito: “Es un cómic para todo el mundo”.

“Es una auténtica locura, la gente se ríe con la saga, pero no sólo los que odian a los Cullen, también los que aman a Edward. No faltamos al respeto a nadie, sólo llevamos los personajes al extremo manteniendo su esencia”, reconoce el guionista de “El año que fuimos campeones del mundo” (2010).

Pepe Caldelas ya trabaja en el guion del cuarto libro de la colección, que saldrá previsiblemente en diciembre de 2012, coincidiendo con el estreno de “Amanecer 2”, el final de la saga cinematográfica vampírica.

Además, los seguidores de “Crepúsculo” en Estados Unidos podrán disfrutar de esta parodia en los próximos meses, según ha adelantado el guionista.

Madrid, 21 dic (EFE)

Comparte si te ha gustado:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *