Nicaragua celebra el 145 aniversario de natalicio del poeta Rubén Darío

Nicaragua celebró hoy con actos oficiales y culturales en distintos puntos del país el 145 aniversario del natalicio del poeta Rubén Darío (1867-1916), conocido como “Príncipe de las Letras Castellanas” y “Padre del Modernismo”.

La efemérides se festejó en el Palacio Nacional de la Cultura, en el centro antiguo de Managua, con un debate sobre la vida, obra y legado de Rubén Darío.

El historiador nicaragüense Aldo Díaz Lacayo recordó durante el debate que en 1892 Darío representó a Nicaragua en Madrid durante los actos de conmemoración del cuarto centenario del descubrimiento de América.

El poeta, periodista y diplomático “tenía 25 añitos” en ese entonces, pero “ya era un personaje en Madrid”, sostuvo Díaz Lacayo.

Félix Rubén García Sarmiento, “Rubén Darío”, nació el 18 de enero de 1867 en el municipio rural de Metapa, hoy Ciudad Darío, en el norte de Nicaragua y falleció el 6 de febrero de 1916, a los 49 años, en la ciudad occidental de León.

En el Palacio de la Cultura se realizó una exposición especial de las obras de Darío, entre ellas destacaban varios ejemplares de los emblemáticos libros “Azul”, de los años 1888 y 1890; y “Prosas profanas”, de 1901, así como ejemplares de 1896 de “Los raros” y de 1901 de “Peregrinaciones”.

Esta noche se realizará en la provincia de León el X Simposio Internacional Rubén Darío, en el que participarán poetas y escritores nicaragüenses y extranjeros.

Por su parte, la Asamblea Nacional (parlamento nicaragüense) festejó a Darío con una sesión especial, aunque sin la presencia de los familiares del poeta.

En la sesión legislativa el historiador Julio Valle Castillo se refirió al significado de la obra de Darío y recordó que en 1867, cuando nació el poeta, Nicaragua contaba con unos 100.000 habitantes.

En Ciudad Darío, lugar de origen del poeta, concluirán hoy las celebraciones oficiales con fuegos artificiales, tras varios días de actos musicales, folclóricos y un festival de poesía.

Los restos de Darío se encuentran en la catedral metropolitana de León, incluida el pasado junio en la Lista del Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Darío, el gran innovador de la poesía en castellano del siglo XX, lideró muchos movimientos literarios en Argentina, Chile, España y Nicaragua.

Según los expertos, Rubén Darío es el padre del modernismo como movimiento literario en Iberoamérica, que se inició con dos obras suyas, “Azul” (1888) y “Prosas Profanas” (1896), y que concluyó con su muerte en 1916.

“Azul”, una recopilación de poemas y prosas, fue escrita por el nicaragüense durante su estadía en Valparaíso (Chile), entre 1886 y 1888.

Su otra gran obra es “Cantos de vida y esperanza” (1905), que se convirtió en un texto clave del modernismo en lengua castellana y en referencia fundamental para la cultura del siglo XX.

Además de poeta, Rubén Darío trabajó escribiendo artículos periodísticos sobre España, Francia e Italia e intimó con grandes poetas españoles como Juan Ramón Jiménez, Antonio Machado y Ramón María del Valle Inclán.

Managua, 18 ene (EFE)

Comparte si te ha gustado:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *