En Quelibroleo estamos leyendo ‘El pantano de las mariposas’

Las desapariciones de personas en confusos episodios se suceden año tras año en Carnival Falls. Pero donde algunos ven tragedias sin conexión, otros aseguran que existe un patrón común, y que detrás de ellas hay algo más oscuro que simples accidentes…

En Quelibroleo estamos leyendo ‘El pantano de las mariposas’

En 1985, Sam y Billy tienen doce años y se preparan para lo que suponen será un verano grandioso: excursiones por el bosque, largos paseos en bicicleta y la postergada construcción de la casa del árbol. Sin embargo, la llegada a la ciudad de una niña de clase alta llamada Miranda, cuya belleza no les dejará indiferentes, lo trastocará todo. Juntos transitarán ese intrincado paso de la niñez a la adolescencia, un camino de aprendizaje y revelaciones, y se embarcarán, casi sin proponérselo, en una aventura que podría llevarlos a conocer la verdad detrás de las desapariciones. Un pacto de amistad los guiará en un verano imborrable, un tiempo de metamorfosis que marcará el inicio de muchas cosas, y también el final de su infancia.

Opinión Quelibroleo:

La novela está ambientada en Carnival Falls, en Estados Unidos. Sam Jackson tiene doce años y vive con otros niños en una granja de acogida, desde que su madre murió en un accidente cuando tenía un año. Sam relata sus vivencias durante el verano de 1985, las visitas a la casa de los Meyer para leerle a Joseph, las estrictas normas de su hogar de acogida y sobre todo sus salidas en bicicleta al bosque con su inseparable amigo Billy. Ese verano Sam y Billy entablarán amistad con Miranda, una niña de familia acomodada, recién llegada a la ciudad, y cuya belleza hará tambalear sus corazones. Pero también algunas sombras se ciernen sobre Sam, como el hecho de que entre sus compañeros de la granja haya alguien que le quiera dificultar inexplicablemente la existencia, o cierta aureola de misterio que envuelve la muerte de su madre.

A medida que pasan las páginas los tres amigos vivirán apasionantes aventuras y también desentrañarán algunos misterios. Al estar narrado por Sam, en primera persona, los personajes se nos hacen entrañables y cercanos, y nos sumergimos de lleno en los pensamientos y sentimientos de esa edad.

El libro consta de cuatro partes en que pasado (1985) y presente (2010) se alternan y complementan. El título, que hace referencia a un pantano que hay en el bosque de Carnival Falls, nos recuerda también la metamorfosis que sufren las mariposas, como paralelismo a ese cambio niño-adolescente que representará el verano de 1985 para los protagonistas.

La novela, que excepto por alguna escena podría considerarse juvenil, aúna aventura e intriga por igual y mantiene la atención del lector. Y como nota final destacar el epílogo, corto pero sorprendente, que cambia el sentido de muchas cosas y casi obliga a una relectura del libro.

Muy buena y altamente recomendable.

El pantano de las mariposas en Quelibroleo

Esther Rodríguez
Quelibroleo.com

Comparte si te ha gustado:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *