La FIL se rinde a la ética de Pacheco y a la estética de Bioy Casares

La FIL se rinde a la ética de Pacheco y a la estética de Bioy CasaresEl segundo día de la Feria Internacional del Libro (FIL) fue la jornada de los homenajes póstumos, a un mexicano que llevó la ética como bandera, José Emilio Pacheco, y a un argentino, Adolfo Bioy Casares, que escribió una de las novelas más bellas y estéticas de la literatura de su país.

O así lo pensaba Jorge Luis Borges, quien dijo que “El sueño de los héroes” (1954) era “la novela más linda del mundo”, recordó hoy el escritor argentino Juan Ignacio Boido en el homenaje “La invención de Bioy”.

“Tiene todo para ser considerada la mejor novela argentina, su tema, la nobleza del coraje como destino, la vuelve finalmente la novela borgiana que Borges nunca escribió”, apuntó.

Con motivo de su centenario y dentro de las actividades de Argentina, país invitado en esta edición, se organizó una charla sobre el Premio Cervantes de 1990 en la que tres escritores argentinos hablaron sobre su obra.

Para Boido, Bioy Casares es “el mejor novelista argentino” ya que, entre otros motivos, sus novelas “buscan recuperar algo, algo que perdimos, algo que conocimos en sueño, algo que olvidamos, algo que tuvimos”.

Para la también escritora argentina Tununa Mercado, quien fuera amiga del escritor fallecido en 1999, Bioy tiene “saberes de habla, de composición del espacio, conocimiento de idiosincrasias que tal vez recorran la senda de los grandes escritores que dio la Argentina, conocedores, viejos sabios del entorno que sorprenden por un imaginario en el que lo urbano ha trazado su cuadrícula con vida y experiencia”.

Más emotivo fue el homenaje a José Emilio Pacheco, fallecido en enero de este año, en el que amigos, familiares y críticos literarios lo recordaron como un autor con un “profundo sentido ético”.

En opinión del escritor mexicano Álvaro Uribe, amigo del poeta por tres décadas, Pacheco no sólo tuvo una estética sino que “tuvo además una ética de la palabra, no tanto una teoría como unos principios, una práctica constante del deber del escritor”, dijo.

Sentada entre el público, su viuda, la escritora y periodista mexicana Cristina Pacheco, no pudo contener las lágrimas al escuchar las palabras dedicadas al poeta y las muestras de cariño del público.

Pacheco, también ensayista, traductor y cuentista, es considerado uno de los autores más importantes de la literatura mexicana del siglo XX por su vasta obra y su análisis y compromiso con los problemas sociales en México.

Además de la popularidad entre los lectores jóvenes, su obra le valió múltiples premios entre los que destacan el Fernando Benítez de Periodismo Cultural en 1995, el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en 2009 y el Cervantes en 2009.

A lo largo de dos horas, no faltaron las anécdotas que revelaron el humor y la ironía que caracterizaron la obra del autor de “Morirás lejos” (1967) y “No me preguntes cómo pasa el tiempo” (1969).

El crítico Rafael Olea afirmó que la ironía no fue únicamente una característica personal sino uno de los elementos que atravesó la obra de José Emilio, como lo llamaban familiarmente por igual amigos y lectores.

“Es una literatura con tendencias satíricas” influenciada en gran medida por la impresión que le causó la Revolución Cubana, “una sacudida” para su generación que también incidió en su preocupación por el otro, explicó.

En el día de hoy también se realizó otro homenaje al Nobel Octavio Paz, dentro de las actividades conmemorativas de su nacimiento, en el que el periodista mexicano Enrique Krauze habló sobre su faceta política y crítica.

Además, en otra actividad el escritor británico Ken Follett presentó al público mexicano su último libro, “El umbral de la eternidad”, y mantuvo una charla con sus lectores a quienes les habló sobre el compromiso de calidad que tiene para escribir las páginas de los libros que leen millones de personas en el mundo.

La XXVIII edición de la FIL se inició este sábado con Argentina como país invitado y durante nueve días contará con la participación de 650 escritores de 22 países en diversas actividades culturales.

Guadalajara (México), 30 nov (Paula Escalada Medrano / EFE)

Comparte si te ha gustado:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *