La FIL despide a Israel y da la bienvenida a Argentina para la edición de 2014

La FIL despide a Israel y da la bienvenida a Argentina para la edición de 2014

La Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) se clausura con buenas cifras de ventas y asistencia de público, y dio la bienvenida a Argentina, “un hermano del sur que ya conoce al camino de nuestra casa”, según manifestó el presidente de la FIL, Raúl Padilla.

Argentina, país invitado de honor en la FIL del próximo año, convertirá a Julio Cortázar (1914-1984) en el centenario de su nacimiento y al cumplirse 50 años de la publicación de su gran obra, “Rayuela“, en el centro de su programa.

Padilla también hizo balance, en rueda de prensa, de la edición de 2013 y detalló que las ventas de libros han aumentado este año un 15 por ciento respecto a 2012.

A lo largo de los nueve días de feria el volumen estimado de negocios ascendió a unos 41 millones de dólares, cifra que engloba las ventas directas al público y las transacciones profesionales.

El presidente de la FIL destacó también los buenos datos de asistencia, con 750.987 visitantes, número que supera a los 701.857 que hubo hace un año.

En la edición de 2013 han acudido a esta feria, que se celebra en Guadalajara (México), 1.932 editoriales, cuatro más que en 2012, aunque la representación por países fue menor -43 frente a los 44 de 2012-.

A la FIL han acudido este año 656 escritores, frente a los 559 que pasaron por ella en la edición pasada, lo que supone un 17 % de incremento en el número de autores.

Entre los escritores que han estado en la Feria Internacional del Libro este años, que procedían de 28 países, destacan el Nobel de Literatura peruano Mario Vargas Llosa; la recién premiada con el Cervantes, Elena Poniatowska, de México; y el israelí David Grossman, quienes inauguraron el salón literario, así como el francés Yves Bonnefoy, que recibió el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances 2013.

Bonnefoy pronunció el discurso inaugural, en el que resaltó el poder de un galardón “consagrado a la literatura” para “llamar la atención sobre esa forma particular de cuestionamiento del mundo y de la existencia de lo que llamamos poesía”.

También destacó el poder del lenguaje y dijo que “la palabra que enuncia las leyes puede también ser la que revela existencias. Puede ser de esta manera la causa de esta memoria de la existencia y su verdad propia que nombro poesía”.

Respecto a las dificultades que ha habido en esta edición, el presidente de la FIL comentó que la visita del presidente de Israel, Simón Peres, obligó a introducir medidas de seguridad “severas” que serán “coyunturales”.

Añadió que lamenta esa severidad obligada por la seguridad y manifestó que él también las sufrió, pues “incluso hubo un momento en que a mí mismo no me dejaban entrar”.

Padilla señaló que esas medidas afectaron sobre todo la actividad de los dos primeros días de la FIL, el 30 de noviembre y el 1 de diciembre, pero no al flujo de visitantes al recinto, donde en esta edición hubo filtros de seguridad en las entradas.

Admitió que, en su actual formato y sede, la FIL tiene “de tanto en tanto” un problema de saturación y señaló que dos días estuvo al 97 y 98 % de la capacidad total del recinto para recibir público.

“Nosotros seguimos esperando que este recinto crezca más horizontalmente”, admitió Padilla, que dijo “tiene planes de expansión”.

La embajadora de Israel en México, Rodica Radián Gordón, celebró la participación de su país en la FIL, y la consideró “un gran honor” y “una oportunidad muy grande” de acercarse a México e Iberoamérica.

En otro acto posterior, Argentina se presentó como invitada para 2014 con un programa centrado en el escritor Julio Cortázar y la preocupación por la identidad de la región.

“Nuestra problemática va a ser Latinoamérica y su lugar en el mundo”, dijo Magdalena Faillace, directora general del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto argentino.

“Nosotros, si hay algo en lo que no somos periféricos ni emergentes, es en nuestra cultura”, señaló Faillace, que manifestó que Argentina no es “el país europeo de América Latina” sino una nación “orgullosamente latinoamericana”.

En 2013, la FIL logró un año más autofinanciarse, al obtener unos ingresos de algo más de 83 millones de pesos (6,3 millones de dólares) frente a unos gastos de cerca de 80 millones de pesos (6,1 millones de dólares).

Guadalajara (México), 9 dic (EFE)

Comparte si te ha gustado:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *