Ruiz Zafón ‘regala dragones’ mientras Espinosa y Moccia compiten por los lectores adolescentes

El escritor Carlos Ruiz Zafón, uno de los más mediáticos, ha agradecido este lunes poder celebrar la “fiesta” de Sant Jordi firmando ejemplares de su último libro El prisionero del cielo en una carpa ubicada en la confluencia de Gran Vía con Paseo de Gracia de Barcelona.

“Es un placer poder pasar esta gran fiesta saludando a la gente y firmando libros”, ha explicado Zafón en declaraciones a Europa Press.

El consagrado autor ha confesado que le resulta “más fácil firmar que escribir” y se ha mostrado muy agradecido ante el centenar de personas que esperaban poder estampar la rúbrica de Zafón en sus ejemplares.

Los fans del escritor que se han acercado a la carpa del autor han conseguido la estampación de un divertido dragón dibujado por él mismo para la ocasión y que ha plasmado en los ejemplares que firmaba.

Así, junto a la dedicatoria del autor de El Prisionero del Cielo, los centenares de fans que han acudido al lugar se han podido llevar un dibujo exclusivo.

A POR LOS MÁS JÓVENES

El escritor y guionista Albert Espinosa –el que más vendió en Sant Jordi el año pasado– continúa en esta ocasión siendo uno de los más solicitados por los lectores adolescentes, igual que su colega italiano Federico Moccia, que en una parada a escasos metros congregaba a decenas de fans de sus edulcoradas novelas de amor.

El año pasado Espinosa se alzó como gran vencedor de la jornada con la novela Si tú me dices ven lo dejo todo, pero dime ven, pero este año sólo firmará dos horas, por lo que se lo toma como “jugar la Champions disfrutando de los partidos”, ha explicado en declaraciones a Europa Press.

“El lector ha cuidado mucho el libro, y yo vengo aquí para agradecérselo”, ha confesado Espinosa, que ya ha vendido 400.000 ejemplares de su última novela, y ha sido traducida a 18 idiomas.

Otro autor acostumbrado a las grandes cifras es Moccia, que este año acude a Barcelona a firmar Esta noche dime que me quieres, y ha sido recibido por una larga cola en plaza Catalunya con decenas de chicas en busca de un autógrafo.

Núria, una de las admiradoras ha agradecido que el escritor le haya dado además dos besos y se haya hecho una foto con ella –“es majísimo”– y ha comentado que sus libros son ideales para relajarse en los momentos de estrés.

BARCELONA, 23 Abr. (EUROPA PRESS)

Comparte si te ha gustado:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *