Largas colas en la Feria del Libro para conseguir la firma de Ruiz Zafón

A las siete de la mañana llegaron a la Feria del Libro de Madrid los primeros admiradores de Carlos Ruiz Zafón, que, cuando empezó a firmar ejemplares de sus novelas, poco después de las once, tenía ya unas 200 personas aguardando ilusionadas su fugaz encuentro con el escritor.

Adrián, un joven lector de Madrid, era el primero de la cola y, según le decía a Efe, no le importaba no haber dormido esta noche con tal de conseguir la firma del escritor que le enseñó a “amar la literatura” con “La sombra del viento”, libro que un jovial Ruiz Zafón le firmó en la tapa, y no dentro, como suele ser habitual, porque así se lo pidió su admirador.

“Estoy un poco resacoso y con sueño, pero no importa. Han merecido la pena las cuatro horas de espera y la noche sin dormir”, decía Adrián, mientras que Bárbara, otra joven, contaba que lo suyo también tiene mérito: ha venido en coche desde Albacete para ver a uno de sus escritores predilectos y hablar aunque fuera unos segundos con él.

Por supuesto, todos han fotografiado al escritor con sus móviles y algunos, como Fermín Romero y su hijo Carlos, de quince años, pudieron fotografiarse junto al novelista, un hecho que se repitió una y otra vez durante las tres horas largas que duró el ritual.

“Es muy simpático, parece una persona muy sencilla”, eran algunos de los comentarios que se escuchaban en el entorno de la jaima que suele acoger a los escritores más famosos que acuden cada año a la Feria del Libro, y no hay duda de que Ruiz Zafón es uno de ellos.

Si en otras ediciones triunfaron escritores como Ken Follet, Mario Vargas Llosa, Arturo Pérez Reverte, Isabel Allende o Ildefonso Falcones, este año es probable que, entre los centenares de firmas que hay cada fin de semana (hoy y mañana lo harán más de 450 autores), brille con luz propia el autor de “La sombra del viento”, que ha vendido 25 millones de ejemplares en todo el mundo de esa trilogía formada también por “El juego del ángel” y “El prisionero del cielo”.

Sin perder la sonrisa en ningún momento, el escritor se mostraba satisfecho de los comentarios que le iban haciendo los lectores y de que le dijeran que les gustaban “mucho” sus novelas. “La gente es muy amable y generosa”, aseguraba Ruiz Zafón ante un grupo de periodistas mientras seguía firmando, no una, sino varias novelas por cada lector.

“Como hay tanta gente en la cola tampoco da mucho tiempo a charlar con cada uno de ellos”, reconocía el novelista barcelonés, antes de elogiar “la valentía” de los lectores por venir “con este calor al Retiro y aguantar la cola”.

Al novelista le produce una gran satisfacción cuando los jóvenes le dicen que se aficionaron a leer por sus “libros juveniles”, y que, a partir de ahí “siguieron leyendo”. “Es un gusto oír eso y saber que he contribuido a que la gente se anime a leer”, decía el autor de “Marina”, uno de los libros suyos que más aprecian sus seguidores.

Aunque, tratándose de gustos, cada lector tiene los suyos y para otros “La sombra del viento” era su novela preferida.

A Ruiz Zafón no le importa haber estado tres horas largas firmando, en algunos casos hasta siete libros por lector. “Firmar libros es algo amable. Lo difícil viene cuando los escribes”, señalaba el novelista.

En las colas que se forman cada año para conseguir la firma de los escritores famosos, da tiempo a charlar mucho y a hacer amistades, como la que entablaron Bárbara y Jorge hace unos años en la de Ildefonso Falcones y, desde entonces, quedan de nuevo para cada feria del libro y van “creciendo en la literatura” porque se recomiendan escritores uno a otro.

Madrid, 2 jun (EFE)

Comparte si te ha gustado:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *