Resumen

Dos sitios y dos épocas diferentes: el Madrid de los ochenta, en plena ebullición, y la Barcelona de diez años más tarde, una ciudad igualmente vibrante. Náufragos recrea la relación entre Alejandra y Julio en este espacio urbano y poético donde se entrelazan los sueños, el amor y la incertidumbre. En él compartirán experiencias y reflexiones, pero las circunstancias laborales y familiares los irán separando, pese al empeño de ambos por negar la evidencia de que sus vidas ya han tomado rumbos diferentes.Dos sitios y dos épocas diferentes: el Madrid de los ochenta, en plena ebullición, y la Barcelona de diez años más tarde, una ciudad igualmente vibrante. Náufragos recrea la relación entre Alejandra y Julio en este espacio urbano y poético donde se entrelazan los sueños, el amor y la incertidumbre. En él compartirán experiencias y reflexiones, pero las circunstancias laborales y familiares los irán separando, pese al empeño de ambos por negar la evidencia de que sus vidas ya han tomado rumbos diferentes.

1 críticas de los lectores

Naúfragos es una historia personal y afectiva que se desarrolla entre pares que se encuentran y desencuentran: Alejandra y Julio, Madrid y Barcelona, 1981 y 1991, monocromos cálidos y fríos… Es la historia del amor incompleto entre sus dos protagonistas, más sugerido que mostrado abiertamente: una introspección que otea más los aledaños de la propia relación sentimental que una historia de amor —o desamor— al uso.
Con una estructura basada en la contraposición, y que se desenvuelve a lo largo de una década sin una continuidad lineal, la historia de Alejandra y Julio sirve como un ejercicio de nostalgia, un minucioso análisis de las relaciones que no siempre resultan como esperamos, pero que son, igualmente, y cuando el tiempo entra en juego, unas señas de identidad.
Naúfragos es un cómic pausado, con un dibujo solvente, y cuya historia, llena de matices, pide una lectura relajada, que a más de uno —a los de aquellas generaciones que fueron jóvenes en los 80, especialmente—, se le hace reconocible como parte de su propia educación sentimental. (Carlos Cruz, 6 de marzo de 2016)

hace 1 año