Resumen

Te habrás preguntado más de una vez si existe una forma rápida de recobrar la concentración y de centrarse, reanimarse y relajarse a lo largo de un día ajetreado. La meditación es el método perfecto para conseguirlo a cualquier hora del día. Simplemente, intenta reservarte unos minutos para concentrarte, para conectar contigo mismo, y así descubrirás fácilmente que aquello que te está perturbando tu paz, sea lo que sea, no es trascendente. La meditación no consiste en sentarse, en adoptar la postura del loto y cerrar los ojos, no. Si te lo propones, es algo que puedes hacer en cualquier momento y lugar: de camino a la estación, mientras vas en tren o en autobús, en tu puesto de trabajo o durante las labores domésticas, a la hora que mejor te convenga. Reserva un momento para meditar y conectar contigo mismo en medio de tu ajetreado día, y: - Conseguirás una mente apacible en medio de la actividad. - Te fortalecerás y te mantendrás más vigoroso durante toda la jornada. - Mejorarás tu creatividad e influjo personal. - Hallarás a tu propio "Yo" cuando te encuentres agobiado. - Te relajarás, despejarás tu mente e incrementarás tu concentración. - Evitarás la depresión y la ansiedad, pensarás positivamente y conseguirás mayor equilibrio en tu vida.

1 críticas de los lectores

10

Libro muy completo, que resulta una estupenda guía teórico y práctica para practicar la meditación. Nos explica detalladamente y paso a paso muchas formas de meditación, que podemos practicar sea cuál sea nuestra cultura y religión, y en cualquiera de las diferentes situaciones en que nos encontremos en la vida. Recomiendo leerlo una vez y luego volver a leer, esta vez parando en cada capítulo y practicando cualquier tipo de meditación que se nos va explicando, para profundizar y aprender más sobre este proceso. Muy recomendable, puede ser una valiosa ayuda para nuestro día a día.

hace 5 años