CADA CORAZÓN UN UMBRAL MCGUIRE, SEANAN

Nota media 6,8 Bueno 5 votos 1 críticas

Resumen

Deslizándose entre las sombras bajo la cama, o a través de un armario, o por madrigueras de conejos... los niños siempre han sabido acceder a mundos mágicos. Pero ¿qué ocurre cuando regresan y no consiguen adaptarse y no son aceptados por sus familias? Eleanor West tiene un internado que acoge a estos niños que quieren volver a su mundo de fantasía. Pero con la llegada de Nancy algo cambia en el internado y pronto tendrán que enfrentarse a una tragedia por sí mismos.

1 críticas de los lectores

7

"Lógica y Sinsentido, las dos direcciones cardinales predominantes. ¿Podría tratarse de una analogía oscura y luminosa al mismo tiempo de Sociopatía y Psicopatía?". Esta obra es un ejemplo magistral de cómo introducir una historia con fluidez y plagada de incógnitas. Lástima que, esa misma fluidez en la narración, impida al lector penetrar, de forma 100% satisfactoria, en todas las subcapas que la componen. Poniéndome en la piel de Nancy, la protagonista, la historia se siente impaciente por terminar cuando, paradójicamente, cada página que lees resulta más interesante que la anterior. En ocasiones, incluso se agradecen los pequeños paréntesis que se dan mediante las conversaciones que tienen los distintos personajes, como píldoras de información. Tanto la idea principal como sus personajes están rodeados por un aura de misterio que, al mismo tiempo, se siente familiar con el lector. Ya se han escrito muchas historias que parten desde la misma premisa, un colegio de hechicería, una escuela para jóvenes con talentos especiales... por lo que es muy cómodo adentrarse en el mundo que plantea. Si bien es cierto, que durante gran parte de la obra no se deja claro el objetivo que se persigue. Pese a resultar entretenido cada diálogo y situación, existe una sensación constante de que todo transcurre en un intermedio, o nudo, que se alarga casi hasta las últimas páginas del libro. Es una historia demasiado corta (punto a favor para esas personas que no disponen de mucho tiempo para leer, casi te la terminas de una sentada), esto provoca que el desenlace pase de puntillas por un clímax precipitado y que, a poco que lo reflexiones, tiene pocas opciones de sorprender al lector. En conclusión, aunque el destino final de algunos personajes se sienta más como un mero broche que como un recorrido completo y personal, muy poco vinculado al transcurso de la trama principal, la obra en sí es muy satisfactoria de leer. Se lee rapidísimo, está escrita con una habilidad que maneja los claroscuros con maestría y, sin duda, te quedas con ganas de más, de más texto o de una secuela. Muy recomendable.

hace 1 año