Resumen

En su primera edición de 1979, Lo que queda de España fue un libro "maldito" por lo que tenía de análisis certero y crítica despiadada del panorama cultural sostenido por el emergente círculo de escritores y pensadores que conformaban la "progresía" hispana. Ahora, Federico Jiménez Losantos recupera y complementa aquellos textos en los que preveía los males que hoy amenazan a las letras, a la lengua y a la propia idea de España y añade un prólogo inédito en el que actualiza sus reflexiones. En esta edición definitiva, el autor de La ciudad que fue y De la noche a la mañana, hace un llamamiento urgente al mantenimiento de un proyecto liberal, integrador y coherente con la realidad histórica de una nación, la española, incluida entre las grandes creaciones políticas y culturales de la humanidad. En definitiva, un libro desmitificador, apasionado, necesariamente polémico, escrito con un estilo brillante y arrebatador y con la intención de abrir puertas al debate de las ideas y a la libertad, que se ha convertido en una obra mítica.