FORTUNATA Y JACINTA PÉREZ GALDÓS, BENITO

Nota media 8,17 Muy bueno 255 votos 26 críticas

Resumen

La novela Fortunata y Jacinta (1886-1887) es considerada la obra maestra de Benito Pérez Galdós (1843-1920), y suele ser nombrada junto a La Regenta de Leopoldo Alas, pues ambas constituyen la cima narrativa de la novela decimonónica española. Es más, existe un amplio consenso crítico respecto al hecho de que esta obra es después de El Quijote la ficción más importante escrita en España. El escenario de la obra galdosiana es Madrid y los protagonistas principales, Juanito Santa Cruz y Fortunata, viven en la hoy llamada zona centro, cerca de la Plaza Mayor. La tormentosa relación amorosa entre los dos protagonistas, incapaces de superar las dificultades que su diferencia de estatus social les impone, se desarrolla en el ambiente castizo de finales del siglo XIX, presentándose, además, un panorama completísimo de la vida y actividades de la clase media española. El papel de la mujer en la sociedad, con Fortunata y Jacinta como máximas exponentes, la hipocresía dominante en una burguesía que intenta superar su anquilosamiento, la religiosidad asfixiante y dominante, los hábitos más generalizados, las costumbres más arraigadas..., todo ello se da cita en esta grandísima novela, que es el mayor exponente del realismo literario español y la mejor muestra del talento narrativo de uno de los más grandes escritores de la literatura española de todos los tiempos.

26 críticas de los lectores

9

Es un clásico de la literatura española y mundial. Indispensable.

hace 10 años
10

A Benito Perez Galdós merece la pena leerlo siempre. Sus episodios nacionales son maravillosos y esta novela es espectacular. Cuando estaba leyendola recorría las calles de Madrid que describe en el libro y me figuraba a los protagonistas camiando por ellas. Es un libro que te atrapa desde el primer momento. Muy recomendable

hace 10 años
10

Dos mundos paralelos se unen a través del cordón umbilical de Juanito Santa Cruz; dos universos giran alrededor de su eje de simetria. Los personajes que pertenecen a uno y a otro se cruzan sin verse por todo Madrid como si fueran fantasmas: lo que somos y lo que no somos; lo que tenemos y lo que no tenemos. Galdós sabe esconder sus cartas y a la novela no se le ven los engranajes de su maquinaria en ningún momento. No sabemos lo que nos está contando pero nos fascina, nos deslumbra en cada página como si las cosas ocurriesen por sí solas, por azar, no por el empuje hacia adelante del argumento. El mismo año que se publica la primera parte de F y J se publica también el Doctor Jeckyll y Mr. Hyde de Stevenson. Ambas novelas tienen numerosos puntos de conexión. A veces da la sensación de que Fortunata y Jacinta son la misma persona, de hecho aparecen juntas una sola vez a lo largo de toda la novela, una novela de cuatro tomos en la que Madrid es tratada como la Alejandría del Cuarteto de Durrell, otra novela de cuatro tomos. Como curiosidad, apuntar el gran número de personajes que aparecen enfermos a lo largo de la novela: Juanito Santa Cruz, Maximiliano, Evaristo Feijoo, Mauricia, Fortunata, Jacinta... y como sus enfermedades son crisis que provocan el cambio. Para mí una de las dos o tres mejores novelas en español de siempre.

hace 10 años
10

Excelente, obra mestra y si te gusta madrid, no te la pierdas.

hace 10 años
8

Muy buena , hay que ponerse firmes para leer esto pero vale la pena, muy largo no todo el mundo aguanta novelas de mas de 1.000 páginas.

hace 11 años
10

Al leer esta obra se respira el aire que se cuela por sus páginas, viviendo con Fortunata y su desgracia, con Juanito y su chulería despreocupada, con Jacinta y su esterilidad casi culpable, con Maximiliano Rubín y su locura intermitente con una razón perfecta, con Doña Lupe la de los Pavos, con Doña Guillermina la Santa, con Mauricia la Dura; todos ellos imborrables y perfectos, tan perfectos que a uno le parece mentira que no hayan existido. Resaltar un personaje silencioso pero omnipresente durante toda la obra: Madrid. El autor se deleita describiendo sus calles, sus comercios, sus gentes, sus fiestas, sus miserias.

hace 11 años