Abundan escritores y cineastas: ¿Dónde están los lectores y espectadores?

El libro y el cine en español viven un momento de gran fertilidad según sus creadores: cada día brotan escritores, editoriales y cineastas, pero también casi a diario desaparecen más lectores y espectadores que consuman como antes, dijeron autores en la Feria del Libro de Miami.

Cine y literatura, “ambas disciplinas están atravesando un momento muy increíble de fertilidad; tan, tan fértil es, que creo que hay más escritores que lectores, más cineastas que público para películas, lo cual es un problema más interesante al que se plantea cuando no hay escritores y no hay cineastas”, dijo el escritor y guionista argentino Alan Pauls, autor entre otras obras de ‘El pasado‘ (2003).

Pauls se refería a la situación que percibe en Argentina, durante un encuentro con la prensa en Miami antes de ofrecer el sábado con su colega español Vicente Molina Foix el diálogo ‘Palabra e Imagen’, en el marco de Conversaciones Transatlánticas, una serie de citas literarias de la vigésimo octava Feria Internacional del Libro de Miami, realizada en colaboración con el Centro Cultural de España de la ciudad.

Para Pauls, del nuevo cine argentino que produce unas 60 películas al año, se puede decir que de esas “hay 35 o 40 que son primeras películas y de esas 60 hay 10 que son muy interesantes, y con la literatura pasa un poco lo mismo”.

“Hace unos cinco o diez años hay una eclosión de cierta generación de escritores que están entre los 28 y 35 años que empiezan a brotar como hongos”, dijo, admitiendo jocosamente “hasta cierto rencor”.

“Es un florecimiento muy notable y que sucede en simultáneo con un gran florecimiento de pequeñas editoriales, de pequeñas casas de edición muy independientes, regentadas por gente muy joven, de 25, 30 años, increíblemente cultivada, increíblemente informada”, dijo.

Se trata de un fenómeno que tiene que ver con crisis socioeconómicas puntuales en cada país y también con el surgimiento de las nuevas tecnologías y las nuevas formas de consumo cultural, que en el caso de la música dió un golpe de estado a las disqueras y trastocó de raíz el mercadeo, la producción y las oportunidades para los músicos.

Para Vicente Molina Fox, cineasta y prolífico escritor “el panorama visto desde España es parecido”, aunque es más pesimista frente al futuro del cine de autor y lo que pueda desencadenar la escasez de lectores.

Según el autor de ‘El vampiro de la calle México’ (2002) “en la literatura aún se nota menos porque el empuje de las editoriales y sobre todo la gran cantidad de escritores que hay por todas partes pueden dar la sensación de abundancia, lo que no abunda tanto y cada vez menos, dicen al menos los editores, son los lectores”, dijo.

Todavía publicar un libro puede ser más fácil y realizarse de forma más artesanal -sobre todo con la proliferación de editoriales-, pero no así el cine que depende de una maquinaria.

Para la escritora mexicana Margo Glantz en su país también “están surgiendo nuevas editoriales jóvenes muy interesantes que tienen como una especie de contraste y de desafío de las editoriales trasnacionales que acaparan la producción literaria”.

Pero la autora de ‘El rastro’ (2002), que mira en positivo esta fertilidad creativa, también señaló que percibe una literatura muy coyuntural.

“Por ejemplo en México ahora la literatura del narcotráfico es muy importante, cada vez hay más autores que escriben sobre este tema (…). Pero es un tipo de literatura que a veces por ser tan inmediata se vuelve a veces completamente banal”, dijo.

En ese sentido, Glantz cree que “de toda esta literatura quedarán muy pocos textos” para la posteridad. La escritora sostendrá el domingo el diálogo Profundidad Banal con su par española Espido Freire.

La Feria Internacional del Libro de Miami se tomó las calles del centro de la ciudad -alrededor de la Universidad Miami Dade College- desde el viernes hasta el domingo, donde entre los 300 autores de 25 países se imponen cuantitativamente libros de autoayuda, guías y textos básicos en lo que es el mayor espacio para el libro en español en Estados Unidos.

Pero en las presentaciones de novelas realizadas esta semana en presencia de reconocidos escritores latinoamericanos hubo muy poca afluencia de público.

“No quisiera ser excesivamente pesimista, algo lo soy, veo un poco un futuro en el cine -que espero que en la literatura tarde un poco más-, en que esté constituido a modo de parques naturales repartidos por algunas ciudades y algunas temporadas, donde la gente pueda ir pagando una entrada a visitar una especie en extinción”, dijo Molina Foix.

Miami, 22 nov. (Paula Bustamante | AFP)

Comparte si te ha gustado:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *