Resumen

Por medio de gatos nazis y ratones judíos, el reconocido ilustrador Art Spiegelman relata la terrible experiencia de su padre en Auschwitz y a su vez proyecta la compleja convivencia de una familia marcada por los horrores del Holocausto. Una historia hipnótica y agridulce que se convirtió en el primer cómic en recibir el premio Pulitzer en 1992.

45 críticas de los lectores

6

Es buena la historia, solo me defraudo al continuar en otro libro.

hace 12 años
10

El lenguaje del cómic es utilizado de forma magistral por Spiegelman para explicar esta historia del horror nazi y los campos de concentración, recomendable de principio a fin, una obra maestra del noveno arte.

hace 12 años
8

Desde una historieta, increíblemente, se muestra el horror de los horrores. Un genio Spiegelman.

hace 12 años
6

Narra el horror nazi como nunca antes lo habia sentido.

hace 12 años
8

Ganó el Pullitzer, y la verdad es que lo hizo de forma merecida. El dibujo parece tosco y a ratos descuidado, pero lo cierto es que se nota que Spiegelman meditó mucho el tono testimonial con el que quería plasmar el Holocausto, y qué dibujo debía de ser el más adecuado. Lo logró plenamente, con una narratividad genial, apoyada (más bien sustentada) en las relaciones entre el propio Spiegelman y su padre, quien narra sus vivencias durante el dominio nazi, creando una historia que se mueve en dos planos que se retroalimentan mutuamente. Una novela gráfica imprescindible, en fin.

hace 13 años