LOS SAUCES DE HIROSHIMA CALDERÓN, EMILIO

Nota media 7,25 Muy bueno 4 votos 1 críticas

Resumen

Corre el año 1954 y el inspector Ichiro Abe, de la Policía de Tokio, tiene que enfrentarse al caso más complicado de su carrera: ocho supervivientes del holocausto nuclear de Hiroshima han sido asesinados en un tren. Marginados por la propia sociedad japonesa, el caso se complica cuando los cuatro asesinos que han tomado parte en los crímenes aparecen muertos en un hotel de Tokio. En 1969, Elle Bartlett hereda de su padre una importante suma de dinero que descubre, tras muchas pesquisas, que éste consiguió de sobornos a uno de los criminales de guerra japoneses que había investigado años atrás. Por su parte, Ryo Watenabe, único superviviente de la hecatombe de Hiroshima, contrata al ahora ex−inspector Ichiro Abe para que le ayude a reconstruir el pasado de su familia. A partir de ese momento, las vidas de Ichiro, Ryo y Watenabe se entrecruzarán y nadie será consciente de que en el pasado se encuentra precisamente la solución al caso que Abe lleva tratando de resolver tantos años.

1 críticas de los lectores

9

Mucho más que un thriller. Emilio Calderón me ha acercado con su trilogía asiática a las culturas China, India y con esta novela a la Japonesa. No es un autor que se dedique solamente a entretener sino que siempre te enseña algo y te hace reflexionar.Esta novela me ha mostrado las terribles consecuencias de la primera bomba atómica, Little Boy, lanzada sobre la ciudad de Hiroshima. Me podía imaginar el infierno que pudieron vivir tanto los familiares de las víctimas del holocausto como los propios "atomizados", palabra con la que denominan a los supervivientes de la catástrofe. Sin embargo, el leer este libro y ampliar información con documentales y artículos sobre este tema tan delicado, ha provocado en mi una mayor sensibilidad hacia las víctimas si cabe. La novela comienza con la investigación de los asesinatos de 8 de estos atomizados. Esto te puede hacer pensar que es una novela negra más pero no es así. Una historia estremecedora que no te deja indiferente. Le hace a uno preguntarse: Cómo el ser humano puede llegar a ser tan cruel? Los supervivientes, no sólo tuvieron que vivir con los daños producidos por la bomba y la radiación sino también con el rechazo, marginación y discriminación tanto por sus compatriotas como por los norteamericanos al pensar que eran "contagiosos" ya que, desconocían los efectos de dicha radiación sobre el organismo.

hace 6 años