Resumen

Con una extraordinaria precisión en el estudio de los personajes, y un estilo directo y sin rodeos, Angelika Schrobsdorff narra en Hombres —otra de sus grandes novelas autobiográficas, a la altura de Tú no eres como otras madres— la educación sentimental de una hermosa joven que alcanza su madurez entregada a la furia de vivir, sobrevivir y revivir. Eveline Clausen, la turbadora protagonista de esta novela, es hija de padre alemán y madre judía, y su infancia se desarrolla en pleno ascenso del nazismo. No es sólo un personaje «construido» con partes de la vida de la propia Schrobsdorff y de otras mujeres a las que conoció en su juventud, sino toda una figura de carne y hueso. Una verdadera mujer que pierde su candidez, su inocencia, y se lanza a vivir ávida e intensamente, sin ninguna preocupación moral, para ahuyentar todos esos miedos que la acechan desde muy niña. Los hombres, los distintos hombres que pasan por su vida (este libro es un perfecto estudio de muchos tipos de ellos), son tan sólo el medio para evadirse de la dura realidad, de la persecución y del hambre. Estos hombres, que siempre ocupan una posición de poder (y lo ejercen), van convirtiéndose, gradualmente, en el único universo de Eveline; les pide amor, pasión y la posibilidad de huir (de su madre, de sus propios deseos, tristezas y necesidades), aunque casi todos ellos, víctimas también del egocentrismo de la joven, le resultan decepcionantes. Experimentamos un desasosegante apego por el personaje de Eveline, alter ego de Angelika, porque en todo momento la sentimos viva, angustiada, desgarrada; una víctima «culpable» de la Alemania derrotada, una joven perdida tanto en las calles arrasadas por los bombardeos como en los salones de baile y las villas de lujo. En muchas novelas de aprendizaje, la protagonista es una joven apocada, discreta y estudiosa; pero Eveline es muy distinta… aunque también muy autocrítica. La frescura y la crudeza de su voz nos arrastran sin remedio hasta los conmovedores capítulos finales.

3 críticas de los lectores

9

Publicada por primera vez en 1961 en Alemania, Hombres supuso el debut literario de Angelika Schrobsdorff y provocó un gran escándalo político y moral que la condujo a ser censurada en todas sus ediciones posteriores, incluso las traducidas a otras lenguas, hasta el año 1986, fecha en que se editó la versión íntegra en Alemania. En el 2018 se editó por primera vez en España por la editorial Periférica y Errata Naturae. Peo fue la editorial catalana, La Campana, quien incluyó en su edición todos los fragmentos y capítulos censurados, subrayándolos además para que el lector pueda reconocer el modo en que fue alterado el sentido de la obra en las pasadas ediciones. Hombres es una novela semi-autobiográfica de aprendizaje y crecimiento, que aborda con sinceridad, sin tabús y con un lenguaje cargado de erotismo el tema de la atracción sexual, la virginidad, el amor, la ruptura y el divorcio, el aborto, las infidelidades y un modelo de maternidad poco corriente. La protagonista, Eveline Clausen, es el alter ego de Angelika Schrobsdorff, un personaje construido desde el yo de la autora para acabar enriqueciéndolo con las experiencias de otras chicas que como ella vivieron en los convulsos años de la II Guerra Mundial y la postguera en el exilio de Bulgaria para acabar regresando a Alemania. Angelika Schrobsdorff, perseguida primero por tener una madre judía y más tarde por tener un padre alemán, dedica cada capítulo a cada uno de los hombres que pasaron por la vida de Eveline, desde el amor platónico de la adolescencia, hasta aquellos que dejaron una huella en ella, ya fuera profunda o superficial. Angelika Schrobsdorff describe a Eveline desde una autocrítica descarnada, fresca y nos ofrece de ella una imagen de mujer rebelde, orgullosa, seductora, descarada, cínica, egoísta, práctica, perspicaz y aparentemente frívola y superficial, acostumbrada a huir, a desconfiar, a ocultarse, a crearse una coraza que la proteja de todos los golpes, una coraza que la convierte en un ser frío ante el dolor ajeno. Eveline nunca cede ante los prejuicios, se resiste a ser sometida, dominada y nada le parece más importante que su libertad. Es en definitiva un modelo de mujer rompedor en su época, que responde más al comportamiento de un hombre que al de una “fémina”, pues ella no duda en llevar las riendas de todas sus relaciones, en utilizar si es necesario a los hombres que pasan por su vida, hombres que representan la aventura, el deseo, hombres que intentan dominarla de una manera u otra y ante los que ella se resiste constantemente, pese a que no puede prescindir de ellos, atrapada como se siente ante el juego del flirteo y el enamoramiento constante, hasta que comienza a reflexionar sobre como huir de esa dependencia, y como aceptarse así misma con todas sus “imperfecciones” y su “diferencia”.

hace 1 año
5

En esta su primera novela autobiográfica conocemos algo mejor a una autora a la que le tocaron todas las malas cartas posibles: mujer, judía y alemana en medio de la segunda guerra mundial . Este libro me ha gustado bastante más que “Tu no eres como otras madres “ con las que comparte personajes y temática. Destacable la caracterización de los personajes, incluso de los secundarios y el ritmo que se hace ágil por la abundancia de diálogos. Un libro interesante, curioso y sorprendente aunque en ocasiones un poco denso, lento y repetitivo

hace 1 año
3

Quizás fue porque lo leí después de haber leído “Tú no eres como otras madres”, hay partes dónde la historia se repite y sientes que ya la conoces sin aportar más. Se centra demasiado en las vivencias personales de la autora, olvidando contar el contexto histórico. Lo bueno es que es una lectura sencilla y amena.

hace 1 año