VIAJE A LA ALDEA DEL CRIMEN SENDER, RAMÓN J.

Nota media 7,17 Muy bueno 6 votos 2 críticas

Resumen

En enero de 1933 se produjo una revuelta en un pequeño pueblo gaditano, Casas Viejas, que fue brutalmente sofocada por las fuerzas del orden republicanas. Veinticinco personas perdieron la vida en unos sucesos que a la postre acabarían forzando la dimisión del presidente del Gobierno, Manuel Azaña. Desde el primer momento hubo dudas respecto a la versión oficial de los hechos y varios periodistas se desplazaron enseguida a Casas Viejas para recabar más información. Uno de ellos fue Ramón J. Sender, ya por entonces famoso escritor y periodista, quien el 19 de enero publicaría en el periódico La Libertad la primera de una serie de crónicas sobre lo sucedido. Poco después, Sender aprovecharía la información recopilada por la comisión parlamentaria y el posterior juicio a los mandos que dirigieron la represión para reestructurar y ampliar los textos de las crónicas y darles forma de libro. Publicado por primera vez en 1934, Viaje a la aldea del crimen es uno de los mejores reportajes españoles del siglo XX y un libro fundamental para entender las profundas tensiones políticas y sociales a las que tuvo que hacer frente la Segunda República.

2 críticas de los lectores

6

https://solidosyamorfos.wordpress.com/2019/07/25/viaje-a-la-aldea-del-crimen/

hace 1 mes
10

Lo recomiendo mucho porque es muy interesante lo que cuenta Sender y creo yo que no lo suficiente conocido. Tiene cantidad de matices de esa época tan increíble que fueron los años previos a la guerra civil; por ejemplo me parece una ironía de la Historia que el máximo responsable en un primer momento, de una matanza de una violencia inaudita, fuera precisamente Azaña que fue el de la famosa frase de "Todos los conventos de España no valen la vida de un republicano". También me ha sorprendido mucho el abismo de clases y la extrema pobreza del campo andaluz y que ya hubiera una especie de subsidio ya en aquellos años que no valía para solucionar nada o que había un plan de expropiaciones que por ejemplo incluía un latifundio del duque de Medinaceli, osea que la República si estaba intentando hacer las famosas y ansiadas reformas. El problema era que los extremistas de la izquierda no le dieron tiempo e hicieron la vida imposible a la República que paradójicamente eran los únicos que estaban dispuestos a ayudar a los campesinos por primera vez en muchos años. Hechos como este o como la revolución de Asturias del año 34, ponen en tela de juicio quienes fueron los principales causantes de la Guerra Civil. En fin, muy interesante, muy necesario desde el punto de vista de nuestra historia reciente y ademas se lee muy bien y muy fácil porque Sender era un gran escritor.

hace 2 años