UNA GATA SOBRE EL TEJADO DE ZINC; EL ANALISIS PERFECTO HECHO POR UN LORO WILLIAMS, TENNESSEE

Nota media 8,4 Muy bueno 20 votos 2 críticas

Resumen

Una gata sobre un tejado de zinc es la crónica de una crisis matrimonial en la que asoman represiones homosexuales y abismos alcohólicos, es asimismo un mordaz retrato de familia presidido por el patriarca, que contempla la destrucción de su familia y de su hijo predilecto, y por la mujer de éste, la gata, dispuesta a lo que sea para restaurar la ahogada personalidad de su marido.

2 críticas de los lectores

8

Una obra con una gran carga dramática, mucho ritmo y que, pese a su brevedad, abarca varios temas entorno a una crisis de, diría yo, toda una resiliente manada de gatos

hace 1 año
9

Muy buena otra de teatro, mejor para leer que para ver en escena, pues es habitual que, representada, siempre hay alguna frase que el actor no recuerda y se lo inventa para no perder el hilo de la obra, y esta es de las que no se debe cambiar una larga conversación entre toda la familia: el padre que está en una enfermedad terminal y le quieren ocultar; su mujer a la que desprecia; el hijo mayor, un sansirolé y su egoísta mujer, tal para cual, que están deseando quedarse con la herencia y se sienten muy ufanos con sus cinco hijos a quienes ponen como bandera a su abuelo, y otro en camino, niños repelentes y "sin cuello", como los llama la Gata, mujer del hijo menor, alcohólico, que no está por la labor de tener hijos y solo confiesa a su padre el motivo de su alcoholismo, no homosexual, como piensan. Hay momentos en los que no se puede dejar la conversación aunque sea pasar un rato sin dormir. /// En el mismo libro se incluye una pieza corta, "El análisis perfecto..." , una conversación propia de la situación y los personajes, entre dos bellezas sureñas ya en decadencia de su juventud, cargadas de anillos, collares y pulseras, que dialogan y se emborrachan en el bar de un hotel, en el descanso de una convención a la que asisten todos los años con la esperanza de encontrar, si no marido, al menos un amante. Son solo diez páginas. Ni fu ni fa.

hace 3 años