Resumen

«Un buen hijo» es la historia de un amor imposible. El amor a un individuo despreciable. Un fascista autoritario y mujeriego que es a la vez un hombre culto y de firmes convicciones, y que resulta ser el padre del propio Bruckner. Semejante conflicto filial da paso a una maravillosa novela de formación, personal e intelectual, de quien es uno de los escritores más sólidos y controvertidos del panorama actual de las letras francesas. El hijo adulto se enfrenta en primera persona y sin ningún tipo de máscara narrativa a un personaje por el que siente, a un tiempo, rechazo y compasión, en un relato que nace del odio pero que va adquiriendo un inesperado y reconfortante tinte de ternura. Semejante giro acaba por sorprender al propio narrador. Bruckner no puede culminar su particular condena al padre, y ve cómo el inspirador rencor de partida se va derritiendo para dejar paso a un tímido cariño, que no comprensión, y a la certeza definitiva de que no es posible juzgar de forma absoluta los comportamientos ajenos. «Un buen hijo» es una cruda novela de formación en la que Pascal Bruckner nos plantea, a través de su propia biografía, un recorrido por la cultura francesa de la segunda mitad del siglo XX.

1 críticas de los lectores

8

Sorprende la sinceridad del autor recreandose en la critica feroz a su padre, leit motiv de la mayor parte del libro. "Ojala hubiera tenido un accidente y se hubiera muerto". El libro parece un desahogo definitivo del autor atormentado por la educacion recibida y la incompatibilidad con su padre, al que maldice, odia y le repugna. Sin duda una autobiografia descarnada, que destila incomprension del autor hacia el mundo que le ha rodeado. Reflexiones vitales inteligentes y profundas, por otro lado. El libro te va enganchando poco a poco en las diatribas del autor hasta quedar atrapado en el y leerse de un tiron. Revisa la Francia de posguerra hasta nuestros dias. Muy interesante y recomendable, aunque muy dura tambien, aviso

hace 4 años