Resumen

El templo de Stonehenge, una construcción que ha intrigado y fascinado tanto a historiadores como a turistas, es el auténtico protagonista de la gran novela hisórica de Bernard Cornwell. Las luchas por el poder que se desarrollaron entre los hijos de Hengall durante su construcción convierten a esta novela en un relato intenso y emocionante que nos descubre la oscura belleza de la cultura megalítica en Inglaterra.

1 críticas de los lectores

6

En el sur de Inglaterra se encuentra el monumento neolitico denominado Stonehenge formado por enormes piedras colocadas en forma de circulo. Las motivaciones que llevaron a los humanos de esa remota época a realizar este tipo de obras, de las que la de Stonehenge es la más famosa y una de las más importantes, siguen siendo un misterio dado lo poco que se conoce de la forma de vida de esas gentes de hace milenios. Lo que parece más probable es que su finalidad sea religiosa, aunque también se desconoce que tipo de dioses adoraban sus creadores. Todo esto es utilizado por Cornwell para crear esta novela, mezclando los pocos datos concretos que se dan por probados, con buenas dosis de su imaginación. Así, por ejemplo, el autor se inventa los dioses a los que adoranban estos primitivos britanos, de los cuales los principales son Slaol (el sol) y Lahanna (la luna) y que tendrán gran protagonismo y estarán presentes en toda la novela por la rivalidad entre las dos tribus principales que adoran a cada uno de estos dos dioses. Pero sobre todo porque la adoriación a uno de ellos (Slaol) es el motor que mueve la construcción del monumento que dá titulo a la novela de la mano del hechicero Camaban,( personaje que nos recuerda al Merlín de la posterior trilogia "Crónicas del señor de la guerra") un "iluminado" que quiere cambiar el mundo con la construcción de este gran monumento y que conseguirá arrastrar a todo un pueblo para llevar a cabo su ansiada meta. Y es que la novela es sobre todo la crónica de la laboriosa y agotadora construcción de Stonehenge que, por un lado es interesante pero por otro puede resultar también agotador para el lector en determinados momentos...Aunque la novela en su mayor parte tiene un buen ritmo narrativo y el argumento resulta bastante imprevisible, quizás la narración del transporte de las piedras y demás hace que en ciertos momentos se estanque y canse un poco. Eso no quita para que el resto de la novela sea muy fluido, con luchas, amores y dramas, y el autor componga un mundo primitivo creíble e interesante. En resumen, una novela recomendable que no está entre las mejores de Cornwell pero que tiene el punto a su favor de ser un titulo aislado con principio y final, lo cual, entre tantas series y trilogías, también es de agradecer de vez en cuando.

hace 4 días