Resumen

Siddharta, que no es Gautama, el Iluminado, es un joven cuya vida es muy parecida a la del joven Buda, pero no es más que una maniobra del autor para confundirnos.Su padre es un brahamán conocido y respetado de su pueblo, pero su hijo, el personaje principal, siente que faltaba algo en toda su enseñanza y renuncia a las comodidades de su vida para ir en busca de la verdad, desligándose de sacerdotes, dogmas, rituales y dioses. En ese viaje conoce la verdad, la gran verdad de todas que no es más que la Unidad de todas las verdades.En su periplo conoce muchas personas que lo enriquecen y que con cada aporte lo llevan a la iluminación.Es un libro de meditación, de superación personal, pero sobre todo de una nueva visión de la unión de las creencias.

2 críticas de los lectores

10

Imprescindible lectura. Habla de la vida de Buda desde lo cotidiano y humano. Parece que otras lecturas sobre Buda trasladan más a un ámbito religioso y espiritual. Para mí Siddharta toca lo espiritual desde lo más humano. Un clásico de Hesse.

hace 1 mes
10

Hermann Hesse hace gala de su vasta cultura. Su relación familiar con misioneros lo hizo conocer las religiones orientales y él se tomó la tarea de estudiarlas a profundidad. Sumado a situaciones muy personales, creó esta obra que publicó en 1922 (24 años antes que le dieran el premio Nobel). A mi parecer toda la obra está bien esculpida, cada párrafo, cada frase está bien pensada, diseñada, trabajada y en su conjunto ofrece una obra densa, inteligente, en la que uno no se puede distraer un momento so pena de perder el hilo o rica sabiduría. Me recuerda a "La república" de Platón en el sentido que cada párrafo está lleno de sabiduría, lo que lo lleva a intuir a uno que el trabajo previo a ponerse a escribir, fue una ardua labor de preparación que tomó mucho tiempo, y ya sumergido en la escritura, fue un proceso aún más estricto y disciplinado de construcción y corrección. Por una parte es una velada crítica, al final, al budismo y su forma egoísta de marginarse y huir de la realidad, de una realidad que puede ser tan buena maestra como la mejor de las religiones, en la cual se aprende un poco da cada una de las personas que se conocen, hasta de los más pecadores. Busca sintetizar, como sincretismo, entre el brahamanismo y lo humano, lo terrenal, lo carnal, eso si, sin dejar a un lado la inmensa riqueza (la cual concentra) del hinduismo y el budismo. Yo recomiendo este libro poderosamente porque está lleno de sabiduría, y lo pone a uno a reflexionar sobre su vida, lo que ha hecho y hacia adónde va, muy aparte de la ficción que relata.

hace 3 meses