SHERLOCK HOLMES Y EL LEGADO DE MORIARTY COLOMINO, SERGIO y PALOMÉ, JORDI

Nota media 8 Muy bueno 1 voto 1 críticas

Resumen

Año 1891. Mientras la noticia de su fingida muerte en Reichenbach empieza a extenderse, Sherlock Holmes emprende la huida hacia San Petersburgo, perseguido por la organización criminal de Moriarty. En la esplendorosa capital de un imperio en declive, Holmes será de nuevo requerido por Londres para salvar la vida del zar y evitar un conflicto que podría destruir el precario equilibrio de poder entre Rusia e Inglaterra; una misión en la que el camino del detective de Baker Street se cruzará de nuevo con el de la única persona que fue capaz de vencerle: Irene Adler. Sergio Colomino y Jordi Palomé regresan con una nueva aventura holmesiana, en el contexto de la decadente Rusia zarista y con La Mujer como coprotagonista de excepción. Una precuela que revisita lugares comunes del mundo de Sherlock Holmes con el escenario del Miguel Strogoff de Julio Verne.

1 críticas de los lectores

Una nueva entrega del detective más famoso del mundo. En esta ocasión nos trasladamos a Rusia para vivir una trepidante aventura que tiene de todo: intriga, acción y algo de romance.
Holmes ha fingido su muerte, algo que ha afectado a su fiel compañero Watson, quien no le acompañará en esta ocasión. Con Moriarty y sus secuaces intentando matarlo, Holmes se traslada a Rusia acompañando a Irene Adler y a su compañía de teatro. A pesar de sus intentos de pasar desapercibido, el detective de Baker Street será requerido para evitar el asesinato del Zar. Una misión que no resultará nada sencilla.
Lo mejor: la intriga, la acción y que la historia podría haber sido creada, sin duda, por el mismísimo Sir Arthur Conan Doyle. Los personajes están muy bien definidos y encontramos a un Sherlock Holmes en estado puro, acompañado de un personaje femenino con mucho carácter. Mención especial merece el dibujo, los detalles de los uniformes, los vestidos de la señorita Adler o los edificios nos trasladan a aquel lugar y a aquella época. Simplemente magnífico.
Lo menos bueno: se echa de menos a Watson y la complicidad entre ambos personajes.
Una estupenda novela gráfica con la que disfrutaremos, una vez más, de Sherlock Holmes, en esta ocasión lejos de su ambiente habitual pero con la acción de siempre. Apasionante. (ARC, 22 de diciembre de 2016)

hace 1 año