SER MUJER NEGRA EN ESPAÑA BELA-LOBEDDE, DESIRÉE

Nota media 9 Excelente 1 voto 1 críticas

Resumen

¿Cuánto tiempo llevas aquí? ¿Por qué hablas tan bien español? ¿Ya has ido a tu país? ¿Me enseñas tus papeles? ¿De dónde es una belleza tan exótica como tú? ¿Es verdad eso de que las mujeres negras sois unas fieras en la cama?Como una suerte de memorias, que van desde la infancia hasta la adultez, Desirée Bela-Lobedde, activista afroespañola, nos cuenta cómo es vivir siendo mujer y negra en España, cómo es sentirse siempre diferente y cómo es ser testigo del racismo que todavía existe en este país. Y lo hace desde el corazón y desde la profunda convicción de que esto puede cambiar y que, finalmente, todos podemos llegar a ser mejores personas si dejamos los prejuicios y la intolerancia de lado.

1 críticas de los lectores

9

Deconstrucción. Si eres feminista seguro que conoces esta palabra. Las feministas recurrimos mucho a esta palabra. Y la deconstrucción es muy necesaria, pero en todos los sentidos. Resultado de imagen de ser mujer negra en españaHace poco me tope por casualidad con el instagram de Desirée Bela-Lobedde y lo primero que me llamó la atención fue lo de activismo estético. Yo en mi blanca ignorancia no entendía porque una mujer negra hacía activismo con su pelo afro. Para mis adentros no encontraba sentido al activismo estético, pero me gustaba la página y quería entender el por qué de esto, a mí siempre me encanto y rechiflo el pelo afro. Ignoraba que las mujeres negras que aparecen en TV (por ejemplo) con el pelo liso era porque se sometían a un proceso doloroso para alisarlo. Ahora ya sé porque Desirée es activista estética. Comencé a leer los artículos de Desirée en www.publico.es y a seguir su blog y poco a poco fuí entendiendo una cosa: somos racistas. Sí, tú aunque creas que eres una persona súper abierta, también eres racista. Y de esto va Ser mujer negra en España. Desirée nos va narrando de una forma amena y cercana sus experiencias desde su infancia hasta la actualidad. Yo no sé lo que es que me pregunten constantemente de dónde soy (aunque esté hablando en gallego), nunca me han parado para pedirme "los papeles", ni me han gritado ¡Blanca! por la calle, ni me han cantado "la canción del ColaCao", ni me han dicho que soy exótica o que nunca han estado con una mujer de piel blanca... ¿A qué parece algo totalmente absurdo? Nunca sabré lo que se siente al ser discriminada por mi color de piel, nunca sabré lo que siente una persona cuyo único pecado es tener la piel negra, pero seguir a La negra flor, leer su libro y sus artículos, ha hecho que me haga una idea de lo que debe de ser sentirse siempre fuera de lugar. Y tenemos la obligación moral de asumir nuestra culpa. Vistas desde el Monte Galiñeiro Esta sociedad no asume que el mundo es diverso. La mayoría de la población ignora que el estado español es un estado colonialista, que nuestro país se ha lucrado con el comercio de esclavos, asesinando y explotando pueblos enteros. En nuestro imaginario colectivo tenemos grabado a fuego que las españolas y los españoles tienen la piel blanca (dudo que sea tan blanca como la de un alemán o un holandés) y hemos adoptado conductas y pensamientos racistas y nos duele que nos lo hagan ver. Por eso es tan necesario este libro. Por eso necesitamos leer y escuchar a Desirée y a muchas mujeres negras más. No tendremos futuro si ignoramos (y cito literalmente a Nerviozzo en el tema Rap contra el racismo) que todos nuestros nietos serán grises. Gracias Desirée por abrir nuestras mentes. Raquel Caride, reseña en https://literataleaks.blogspot.com/

hace 1 semana