Resumen

No importa cómo hayas llegado a este mundo, llegas roto?

En estas seis inquietantes e intensas novelas cortas, Don Winslow regresa a los temas que se han convertido en su sello: el crimen, la corrupción, la venganza, la justicia, la pérdida, la traición, la culpa y la redención, para explorar el lado más salvaje pero también el más noble de la naturaleza humana.

«Rotos»: En esta historia, que da título al conjunto de la obra, Eva McNabb, telefonista de la policía, recibe la llamada sobre un brutal asesinato perpetrado por los narcos. La víctima es su propio hijo, Danny. Eva llamará entonces a su hijo mayor, Jimmy, que también es policía: «Quiero que vengues a tu hermano. Y mátalos a todos».

«Código 101»: Una cadena de robos de joyerías está asolando la costa del Pacífico y lleva años sin resolverse, sobre todo porque el ladrón siempre actúa con un código estricto al que llama «Código 101». La policía atribuye sus robos a cárteles colombianos de la droga, pero el detective Lou Lubesnick intuye, en lo más profundo de su ser, que son delitos cometidos por una sola persona.

«El zoo de San Diego»: El joven agente Chris Shea tiene que investigar a un chimpancé que se ha dado a la fuga armado con un revólver. Winslow rinde homenaje a Elmore Leonard con esta historia de investigación policial llena de ingenio y humor en la que Chris tiene que resolver el misterio y a la vez redimir su reputación.

«Ocaso»: El legendario surfero Maddux se salta la libertad bajo fianza que tiene impuesta por posesión de drogas. El igualmente legendario cazarrecompensas Duke Kasmajian decide que para atrapar a un surfero es necesario otro surfero, en este caso el detective Boone Daniels, que tendrá que encontrar a su héroe antes de que sea demasiado tarde.

«Paraíso»: Mientras están de vacaciones en Hawái, Ben, Chon y O, empresarios del cánnabis hidropónico, deciden que es el momento de expandirse a las islas. Esto levantará la animadversión del sindicato local del crimen y convertirá el paraíso en un verdadero campo de batalla.

«La última carrera»: Para el veterano y ahora agente de la patrulla fronteriza Cal Strinckland, los ilegales que saltan la frontera entre México y Texas son solo un conjunto de personas sin nombre que hay que volver a enviar al otro lado de la frontera. Esto es hasta que ve a la niña pequeña en la jaula. En ese momento Cal sabe que tiene que dar un paso al frente y ayudarla a escapar.

Desde Nueva Orleans a Hawái, cada una de estas historias es sin duda Winslow en estado puro: perspicaces, humanas, con humor y drama y, sobre todo, con el consumado arte literario del autor.

Desde ya un clásico de la ficción criminal.

3 críticas de los lectores

El regreso del mejor Winslow y de sus lugares comunes (San Diego, el surf, los coches veloces, los tipos duros, el narcotráfico…) en una serie de relatos que mantienen un gran nivel y que además, incluyen alguna sorpresa. Tiene tres características que lo convierten en un libro imprescindible para los fans de la novela negra: se saborea como una buena peli de palomitas, atrapa de principio a fin, y deja con ganas de más. Muy recomendable.
JGF (Quelibroleo)

hace 3 meses
7

Para mí, el libro de Winslow , que me ha dejado con mayor sensación de no llenarme. Y con todo, merece y mucho. Me quedo con "La última carrera" seguido de "Rotos" y "Código 101"...Acojonante que no todas sus novelas estén publicadas en castellano!!

hace 1 mes
8

Lo malo de los libros de relatos, y este Rotos no es una excepción, es que es muy difícil mantener el mismo nivel en todos, y la sensación final para el lector es casi siempre agridulce. Sin embargo solo el relato Paraíso merece la lectura del libro. Imprescindible para los fans del neoyorkino, Winslow en estado puro, en una trama que conecta de forma sorprendente gran parte de su bibliografía. Muy entretenido, 100% lectura de sol y playa.

hace 3 meses