PLATAFORMA HOUELLEBECQ, MICHEL

Nota media 7,37 Muy bueno 98 votos 7 críticas
  • GéneroNarrativa
  • EditorialANAGRAMA
  • Año de edición2004
  • ISBN9788433967664
  • Idioma Español

Resumen

Michel, parisino, cuarentón, funcionario en un ministerio. Incapaz de experimentar ninguna emoción. Después de la muerte de su padre decide partir: unas vacaciones en Tailandia. En el oasis del turismo sexual, Michel vive un encuentro imprevisto: conoce a Valérie, directiva de Nouvelles Frontières. Ese encuentro será excepcional para Michel, ya que Valérie es capaz de sentir placer. De vuelta en París, Michel emprende, junto a ella y un amigo, una aventura empresarial: crean una red mundial de colonias turísticas en las que el sexo se practique libremente. La iniciativa conoce un éxito inmediato. Pero poco después la tragedia se precipita. Una novela que, al poner en su punto de mira el cinismo erótico de la sociedad de consumo, ha conmocionado a Francia.

7 críticas de los lectores

7

Entretenido y provocador, con abundantes escenas de sexo y reflexiones al respecto. Un viaje a Tailandia y otro a Cuba para llegar a la conclusión (acertada) de que vivimos sexualmente reprimidos. Propuesta de solución libidinosa y una respuesta final sorprendente.

hace 1 mes
8

Houellebecq saca su látigo a pasear y realiza una crítica tremenda contra el modo de vida occidental.

hace 3 meses
8

No deja títere con cabeza. Distopía absoluta, aquí, ahora. El ser humano ha fracasado en su concepción de sociedades honestas y veraces. Por un lado, Occidente con su desaforado y deshumanizador capitalismo, donde todo es susceptible de convertirse en bien de consumo y no queda espacio ni tiempo para el individuo. En este contexto solo hay dos opciones: vida de cartón-piedra o indolencia absoluta, desde donde se nos presenta al protagonista. Por otro lado, el resto del mundo “ no civilizado”, marcado por la pobreza y los fundamentalismos más atávicos ( políticos, religiosos etc), no parece más alentador. Al final de todo, la vida, la realidad es profundamente abrumadora y lejos de darnos consuelo nos brinda otras cuestiones aún más espinosas: el dolor, la muerte, la nada. Sólo hay un elemento de catarsis, un reducto de autenticidad, de veracidad, de humanidad: el sexo inocente, entregado, pasional, algo que en un tiempo y circunstancias concretos puede llegar a elevarnos a la categoría de humanos, algo que,en determinadas circunstancias, podría llamarse amor.

hace 3 meses
7

Una crítica brutal a muchos de los ideales occidentales sin perder una pizca de interés. El tema central es el turismo sexual, el terrorismo islamista y las formas de vida del mundo moderno. Quizá se pase con las escenas sexuales demasiado esplícitas y frecuentes.

hace 2 años
8

Hablar de Houellebecq es hablar de provocación, este libro es puro morbo, aún así es capaz de engancharte y dejarte esperando. Es ese tipo de trama en la que no sucede nada relevante y aún así no puedes dejar de leer. Houellebecq demuestra aquí que los límites no están marcados y solo su excelente narración salvan la trama, aún así en conjunto la obra es muy completa, aunque puede levantar más de una ampolla.

hace 3 años
10

Un libro para pensar, para reflexionar sobre la sociedad en la que vivimos y para obligarnos quizá a plantearnos un poco más las cosas. Increíble.

hace 4 años
8

Gamberra, políticamente incorrecta, pornográfica, provocadora. El protagonista es una especie de psicópata a lo Humbert Humbert de de Lolita (pero sin el talento de Nabokov): antipático, cruel, falto de sentido del humor. Huye a Tailandia para escapar de algo pero no puede escapar de nada. Todo es agotadoramente inmundo, el paraíso no existe, es imposible permanecer inocente. Estamos rodeados de basura por todas partes. Pero, dentro de esa basura ¿puede existir algún sentimiento noble como el amor? Dentro del papanatismo político y social que nos rodea Houllebecq es como un relámpago de lucidez, un grito desesperado. Todo es mentira menos el sexo, solo nos queda el sexo. Comprendo que esta novela pudiera molestar por su mirada desalentadora del mundo en que vivimos pero deja perfectamente claro que, el que mira, está tan enfermo como los demás.

hace 8 años