Resumen

"No son humanos como nosotros... Estréllelos y ni siquiera sangararán cuando los saque: será aceite lubricante". William Faulkner sentía una gran pasión por el mundo de los aviones. Pilón es la novela en la que rinde homenaje a ese mundo de seres temerarios que no dudan en poner su vida en peligro por un instante de gloria en el aire, ante la mirada de asombro de los asistentes al espectáculo de vuelo. En este escenario se desarrolla la historia de un original trío amoroso formado por la rubia Laverne, Roger Shumann -lo más parecido a un héroe clásico- y un paracaidista, personaje oscuro, siempre cojeante. Junto a ellos un reportero sin nombre, en el que no resulta difícil reconocer rasgos del propio autor. Durante los días que dure el festival aéreo, se dejará arrastrar por estas personas extraordinarias que parecen vivir sólo para sus máquinas de volar. Erotismo salvaje y la fuerza desesperada de unos aviadores que casi alcanzan lo sobrenatural, en una novela del Premio Nobel William Faulkner.

1 críticas de los lectores

7

Me llevó un tiempo empezar a apreciar este libro. Esperaba un Faulkner típico (el sur, el elenco habitual de familias de Yoknapatawpha, tragedia, elementos góticos, incendios) y terminé mirando pilotos de riesgo en New Orleans durante el Mardi Gras. Sentí que lo que tenía en el plato no era lo que habia pedido. Además, la novela es sumamente experimental en su uso del lenguaje, y está plagada de términos de aviación del período de entreguerras: era como si estuviera escrito en chino. Sin embargo, a medida que avanzaba, me fui encariñando con los personajes y fui captando la intertextualidad con Macbeth y "Prufrock" y "La tierra baldía", de T.S. Eliot, y eso cambió mi forma de leerla. Es sumamente compleja, y está llena de imágenes que refieren a la muerte, la sexualidad, el aburrimiento y el sinsentido. Definitivamente no la ubicaría entre las obras maestras de Faulkner, pero es una lectura interesante. Además, la adaptación cinematográfica, "The Tarnished Angels" de Douglas Sirk, sí constituye una obra maestra en sí misma, así que aunque la novela solo hubiera servido como materia para el film de Sirk, eso ya justificaría su existencia.

hace 2 años