Resumen

En la primavera de 1505, trastornado por la muerte de Andrea, un monje cuya belleza admiraba, Michelangelo Buonarroti huye de Roma. A sus treinta años, el artista, que ya ha esculpido el David y la más célebre de sus pietà, empieza a ser reconocido, y el papa Julio II acaba de encargarle la construcción de su tumba. Michelangelo se traslada a Carrara, donde espera que la tarea de elegir los bloques de mármol, acordar su precio y organizar su transporte lo ayudará a olvidar al monje. Sin embargo, el trabajo en la cantera, la magia del paisaje y las amistades que traba a pesar suyo devolverán a este escultor huraño y colérico emociones que había arrinconado mucho tiempo atrás. En Pietra viva, relato intenso y luminoso, de una escritura contenida y a la vez sensual, Leonor de Recondo da cuenta de cómo los seis largos meses que Michelangelo pasa en Carrara llegan a transformar su visión del mundo y también la manera de afrontar su propia obra.

2 críticas de los lectores

9

Capaz de convertir simples bloques de mármol en obras de arte e incapaz de moldear su alma, ese es el Miguel Ángel de Leonor Recondo; un hombre atormentado que se refugia en Carrara para continuar con el encargo del papa Julio II y para olvidar viejos fantasmas. Sin embargo, las sombras de los que se fueron y las de quienes aún permanecen le conducen al callejón sin salida que es su pasado. En PIETRA VIVA, el personaje histórico y el creador genial quedan eclipsados por las contradicciones del ser humano, por sus difíciles relaciones con las gentes de Carrara y por su escasa habilidad para soportarse a sí mismo. Solo la ternura y la humanidad de unos pocos conseguirá pulir el mármol más difícil, el que recubre el corazón del artista. Novela breve, escrita un lenguaje directo pero tan bello que alcanza con facilidad al lector, logrando hacer de él un picapedrero más en la peligrosa cantera italiana.

hace 3 años
10

A veces entras en una librería y un libro te llama. Te pide que te acerques, que lo cojas y que le des la oportunidad de formar parte de tu biblioteca. Eso es lo que me pasó con Pietra Viva de Leonor de Recondo. Me llamó la atención el título, la portada y me enamoré de la sinopsis: el protagonista era Michalengelo Buonarroti, un artista del Renacimiento al que admiro profundamente. El libro nos habla de los meses que el afamado escultor pasó en Carrara seleccionando los bloques de mármol de que usaría para la creación del conjunto escultórico para la tumba de Julio II. Miguel Ángel llegó allí sumido en una profunda tristeza por la muerte de un monje cuya belleza admiraba. Sólo el duro trabajo de selección en la cantera y las arduas negociaciones con canteros y transportistas consigue ahuyentar su pena. Con una prosa maravillosa, poética y conmovedora, la autora nos describe a Miguel Ángel como un hombre asocial, taciturno que sólo se encuentra a sí mismo entre las piedras que le han acompañado desde su niñez y que él considera Pietra Serena. Para él el mármol está vivo y contiene en su interior seres que deben ser liberados de su interior. Por eso es tan importante seleccionar los mejores bloques de mármol. Los que no tengan vena y le permitan hacer trabajos tan perfectos como su Piedad o el magnífico David. El artista encuentra en Carrara algo más que maravillosos mármoles. Encuentra la paz que había perdido muchos antes, gracias a dos personajes la mar de dispares: Michele, un niño que acaba de perder a su madre y Cavallino, un hombre que cree ser un caballo y está enamorado de una yegua blanca. Ambos, cada uno a su manera, consiguen despertar en Miguel Ángel sentimientos enterrados desde su infancia y que cambie radicalmente su perspectiva no sólo de la vida sino también de su obra. Una historia maravillosa que conmueve, maravilla y explica a la perfección el proceso creativo de unos de los más grandes genios del Renacimiento. Un libro precioso que volveré leer más adelante. Me encantó la historia y la maravillosa manera de narrarla de la autora.

hace 3 años