Resumen

En agosto de 2006 Günter Grass atraviesa una profunda depresión. La salida a la venta de su libro autobiográfico Pelando la cebolla, en el que cuenta cómo, al final de la Segunda Guerra Mundial, perteneció por breve tiempo a la Waffen SS, ha provocado un escándalo a nivel mundial, muchos medios periodísticos se han ensañado con él, han corrido ríos de tinta y algunos amigos de toda la vida le han vuelto la espalda. Como siempre, Grass busca refugio en la poesía y así va surgiendo esta serie de poemas melancólicos, que ilustra con dibujos en los que a veces apunta la ironía. El título del libro, Payaso de agosto (Dummer August), juega con la semejanza entre el nombre del nefasto mes y el eterno payaso circense, aunque Grass se autorretrata en él más bien como reo de la Inquisición. Estos poemas son la crónica poetizada de una de las más duras experiencias intelectuales vividas, en la última década, por el premio Nobel (1999) alemán.