Resumen

Sin capacidad para cualquier otra actividad intelectual, Mirko Czentovicz se reveló, ya desde niño, como un genio del ajedrez, del que ha llegado a ser campeón del mundo. Pero, en un viaje en barco de Nueva York a Buenos Aires, se le presenta un enigmático contrincante: el señor B., noble vienés que huye de los nazis. Uno de los pasajeros del vapor se acerca a los dos personajes acompañando al lector a la confrontación entre los dos jugadores. Si “Novela de ajedrez” nos presenta el choque de dos naturalezas antagónicas, nos muestra también, y en buena medida, la capacidad de resistencia del ser humano sometido a una presión extraordinaria. Y todo ello con unas grandes dosis de intriga y maestría.

30 críticas de los lectores

10

Una narrativa deslumbrante.

hace 8 años
8

Excelente novela, se mantiene el alto nivel durante todo el relato que es corto pero intenso. Una magnifica historia de superación

hace 8 años
8

Muy buena narrativa.

hace 8 años
10

Genial como siempre, en esta ocasión Zweig nos presenta otro relato corto pero intenso, Un escrito que me ha transmitido angustia. Increible hasta donde alcanza la superación frente uno mismo y frente a una situacion terrible, donde se presenta la nada, la soledad, la incertidumbre y, además, en este caso en relación a los métodos de la Gestapo. Excelente.

hace 8 años
10

Magnífico relato. ¿Como en un relato tan corto, basado en el juego del ajedrez y en la personalidad del mejor jugador, se puede hacer una critica a los métodos de tortura utilizados por la Gestapo? Simplemente, Zweig. Impresionante.

hace 8 años
7

Notable novela corta, en la cual resulta toda una ironía que el ajedrez sea a un mismo tiempo la salvación y la condenación del protagonista. Al igual que “Mendel el de los libros” trata de 2 temas en concreto, pero con enfoques diferentes, la obsesión y la crueldad de la guerra. En las primeras páginas de este pequeño relato (un gran párrafo), que fue su última obra, describe los aspectos contradictorios del ajedrez: grandiosidad y nimiedad; juego antiquísimo pero siempre actual en su desarrollo; un arte y ciencia, y a la vez insustancial e inútil; un juego de todos los pueblos pero con origen divino. No sé hasta qué punto estaría interesado Zweig por el ajedrez y si era aficionado, pero me parece inconcebible que un campeón del mundo, y más en el siglo XX, fuese incapaz de jugar a ciegas, como lo hace B. con una forma tan natural. El único “lunar” de la novela desde el punto de vista de la credibilidad de este excelente juego.

hace 8 años
10

Para mi apasionante de principio a fin, en un relato puedes sentir la pasión que sienten los personajes en la partida que juegan, te sentirás identificado con ellos si juegas a ajedrez pero sino no te preocupes pues el autor te transmite muy bien la intensidad y la pasión en todos los sentidos en este gran relato.

hace 9 años
8

El libro no esta mal.Pero la verdad es un pequeño folletito en el que hace un análisis de la situación que deja atrás la historia y espera con ahinco que las cosas mejoren. Para pasar 45 minutos no esta mal.

hace 9 años
10

Esto es lo que se llama realmente una joya literaria. Un libro original y hermosos. Uno de esos libros que deja una impresion muy profunda y por mucho tiempo.

hace 9 años
10

Una pequeña joya imprescindible. Entre mis 10 favoritos sin duda alguna.

hace 9 años